Desarrollan avanzado proceso para tratar agua contaminada


"El crecimiento y la modernidad industrial, además de generar bienes y servicios para la sociedad, han originado distintos problemas medioambientales, entre los que destaca la producción de aguas residuales contaminadas con compuestos disruptores del sistema endocrino (CDE, sus siglas en inglés), como pueden ser plaguicidas, alquilfenoles, bisfenol A, hidrocarburos poliaromáticos, ftalatos, además de fármacos y esteroides, entre otros. Estos últimos también son llamados compuestos emergentes responsables de alteraciones del sistema endocrino en seres vivos.

El agua contaminada con esos compuestos conlleva a un problema técnico de tratamiento, lo que no ha sido posible resolver en su totalidad con los procesos convencionales para recuperar agua, como lodos activados, coagulación floculación y filtración.

En respuesta a esta necesidad ambiental, de salud pública y tecnológica, un equipo de científicos mexicanos del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ), encabezados por el doctor Alberto López López, desarrolla a nivel piloto el Proceso Avanzado de Oxidación basado en Ozono (PAO-O3), con el fin de degradar dichos compuestos presentes en el agua, establecer sus fundamentos técnicos y científicos, así como las condiciones óptimas de tratamiento.

El PAO-O3 se realiza con base en las siguientes fases de investigación: desarrollo e implementación de métodos analíticos; estudio de cinética y degradación de CDE presentes en el agua a nivel laboratorio y, finalmente, la implementación y validación a nivel piloto bajo condiciones reales de tratamiento utilizando el recurso hídrico contaminado con los compuestos.

El doctor López López, director de la investigación, comentó que hoy en día se han logrado desarrollar e implementar métodos analíticos que permiten la identificación y cuantificación confiable de los CDE, entre ellos, los esteroides y fármacos, pues antaño resultaba un problema su detección, dado que las concentraciones que presenta son del orden de micro y nanogramos por litro. Lo logrado contribuirá a proponer el establecimiento de normas que regulen su presencia en el recurso.

En la actualidad, se realizan ensayos a nivel laboratorio en los que se aplica ozono bajo diferentes condiciones experimentales; durante los mismos, se utiliza agua con compuestos disruptores del sistema endocrino en reactores bifásicos (gas-líquido), cuyo objetivo --explicó el investigador del CIATEJ-- es establecer las condiciones óptimas de degradación y las bases de diseño del sistema de tratamiento a nivel piloto.

Esta tecnología podrá aplicarse en la parte final de una serie de etapas que integran un sistema de potabilización de agua y al tratamiento de efluentes residuales industriales que contienen compuestos disruptores del sistema endocrino. La propuesta tecnológica del CIATEJ garantiza la transformación y degradación total de los CDE y, en general, de materia orgánica recalcitrante y persistente en los procesos de tratamiento convencionales. Además, entre una variedad de procesos avanzados, el PAO-O3 que desarrolla el CIATEJ ha resultado ser más práctico y económico en su instalación y operación.

“Aunque existe el proceso de absorción con carbón activado, que se utiliza en algunos casos para remover cierto tipo de CDE del agua y pasarlos al carbón activado, esto no es considerado una degradación o tratamiento real de dichos compuestos, dado que conlleva a una problemática del tratamiento y disposición final del carbón activado saturado”, aclaró el investigador.

Ante la pregunta ¿qué es un compuestos disruptores del sistema endocrino?, el investigador respondió que la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos lo ha definido como un agente exógeno que interfiere con la síntesis, secreción, transporte, asociación, acción o eliminación de hormonas naturales en los seres vivos, las cuales son responsables de mantener la homeostasis (conjunto de fenómenos de auto"



Autor
 
Fecha de Publicación
3/Sep/2010