Revela estudio de la UCOL relación de la diabetes con alteraciones cardiacas


Una investigación mexicana identificó los mecanismos que relacionan a la diabetes con la actividad eléctrica del corazón. La causa se debe a que las personas con dicha enfermedad presentan menor cantidad de proteínas (canales iónicos de potasio) en la membrana de las células cardiacas.

Se trata de un estudió que realiza la Universidad de Colima (UCOL) respecto a cómo se lleva a cabo este proceso y por qué ocurre el fenómeno en pacientes con diabetes.

Al respecto, el doctor José Antonio Sánchez Chapula, responsable de la investigación explicó que la causa de la alteración es porque las proteínas de algunos de los canales iónicos de potasio se encuentran expresadas en menor cantidad en la membrana de las células cardiacas, lo que genera la variación eléctrica del corazón.

De manera específica, detalló el especialista, la UCOL estudia el proceso de lo que pasa en las células marcapaso del corazón, porque es el sitio donde inicia la actividad eléctrica de dicho órgano.

Para poder contraerse, el corazón necesita generar de manera automática la actividad eléctrica que inicia en un tejido especializado, conocido como el marcapaso cardiaco, que se encuentra en la aurícula derecha llamada nodo seno auricular. Allí comienza dicho proceso, que después se propaga a todo el tejido cardiaco para expulsar la sangre a través de las arterias y que ésta circule hacia el resto del organismo con suficiente presión.

“Este nodo seno auricular es modulado por el sistema nervioso simpático, que a través de la liberación del neurotransmisor noradrenalina produce un aumento en la frecuencia y la fuerza con la que el corazón se contrae cuando la persona entra en una situación de riesgo, enojo, susto o ejercicio”, explicó Sánchez Chapula, quien pertenece al Sistema Nacional de Investigadores Nivel III.

Por el contrario, el sistema nervioso parasimpático actúa cuando la persona se encuentra en reposo. Esta estimulación parasimpática, a través del neurotransmisor acetilcolina, origina la disminución de frecuencia en el órgano, por lo que la fuerza de contracción es baja debido a que el organismo no requiere un aporte sanguíneo alto.

Por ello, con la diabetes la inervación simpática del corazón disminuye en algunas regiones y en otras se mantiene intacta. Esta falta de homogeneidad en las diferentes zonas del órgano, junto con los cambios en el número de canales de potasio en las células cardiacas, puede originar arritmias cardiacas.

Asimismo, el grupo de trabajo del doctor Sánchez Chapula, ha estudiado si la inervación parasimpática del corazón y la actividad de los canales iónicos de potasio se modifican con la diabetes, para lo cual se ha analizado dicha enfermedad en el corazón del conejo.

Uno de los hallazgos de la investigación reportó que en los pacientes con diabetes, la actividad del sistema parasimpático del corazón no se altera en el nodo senoauricular. Por otro lado, esta patología sí origina disminución de la actividad de los canales iónicos de potasio de las células del nodo senoauricular.

Con este estudio fisiopatológico de las alteraciones que produce la diabetes sobre la actividad eléctrica del corazón se buscan mejores diagnósticos y encontrar medicamentos que ayuden al funcionamiento de las células de la manera más cercana a la normal.

“Con la investigación buscamos entender cuál es el mecanismo mediante el cual la diabetes altera el funcionamiento de las células cardiacas”, concluyó el especialista de la UCOL.

En este trabajo también participan el doctor español Oscar  Casis de la Universidad del País Vasco en Bilbao, España, los doctores Tania Ferrer Villada, Martín Rodríguez Martínez e Iván Arechiga Figueroa de la Universidad de Colima, y Julián Torres Jácome, de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Asimismo, contó con el apoyo del Fondo Mixto Conacyt y el gobierno del estado de Colima. (Agencia ID).



Autor
 
Fecha de Publicación
30/Ago/2010