Atraen turismo con servicios profesionales de salud


Al hacer la maleta de su próximo viaje recuerde empacar el traje de baño, un bloqueador solar, un par de sandalias cómodas, los resultados de la prueba de laboratorio y su receta. Sobre todo si es de las personas que experimenta una nueva variante del turismo: la de tipo médico. Ese concepto gana terreno a nivel mundial con exitosos casos como la India y China, y que en México la ciudad de Monterrey y el estado de Baja California ven en su aplicación un nicho de oportunidad para el desarrollo regional.

A fin de conocer más sobre el concepto, el director de Planeación y Fomento a la Inversión de la Secretaría de Turismo del Gobierno del estado de Baja California explicó las acciones que emprende esa entidad fronteriza para hacerse de la preferencia del ciudadano estadunidense y mexicano que buscan alternativas médicas de alta calidad a costos más económicos.

“Desde hace unas décadas detectamos la presencia de ciudadanos estadunidenses que cruzaban la frontera hacia Baja California para allegarse de servicios médico-dentales, como resultado de los menores costos que encontraban en comparación a los de su país y con una calidad muy similar a las clínicas de los lugares de residencia. De modo que al percibir ese fenómeno el gobierno del estado decidió conformar una política estatal dirigida a explotar esa circunstancia en beneficio del desarrollo local (que además está sustentada en la Ley de Turismo de la entidad)”, explicó el licenciado Héctor Mendiola Saenz.

La idea del turismo médico es atraer, por medio de servicio de calidad y economía, a los pacientes para realizar su cirugía o tratamiento médico en la región, al tiempo que sus acompañantes disfrutan de la hospitalidad y atracciones ofrecidas por las localidades.

Entre las acciones llevadas a cabo por el estado fronterizo fue la conformación de los llamados clusters, un conglomerado de distintos actores (en este caso clínicas, hospitales, restaurantes y centros de entretenimiento, entre otros) orientados a satisfacer las necesidades de los turistas que lleguen a Baja California a realizar consultas y servicios médicos.

Así, las localidades que promueven el turismo médico en la entidad son Tijuana, Mexicali, Ensenada, Tecate, Algodones y Rosarito, donde las clínicas médicas cuentan con estándares internacionales (Joint International Commission) a fin de garantizar la calidad del servicio al turista-paciente extranjero.

Los servicios que ofrece el turismo médico bajacaliforniano son hospitales, clínicas, laboratorios, servicios dentales, cirugía estética, plástica y bariátrica; así como especialidades en cardiología, oftalmología, ginecología, pediatría y medicina alternativa, entre otras. Además, la particularidad del proyecto es que los mayores beneficiados son las llamadas Pymes, que en su mayoría son conformadas por graduados de universidades locales.

Si bien es importante la existencia de un marco legal que brinde certidumbre a un proyecto de estas características, lo cierto es que el éxito de estas iniciativas depende en gran medida de los recursos humanos, y en el caso de Baja California la colaboración de las instituciones de educación superior (Universidad de Xochicalco, la Autónoma de Baja California y la Iberoamericana Tijuana) es un soporte que garantiza la atención médica de calidad.

“La formación del médico nacional, al enfrentarse a la realidad nacional con limitado acceso a tecnología de vanguardia, se hace más clínico y entra en mayor contacto con el paciente, de modo que su diagnóstico se basa más en su capacidad que en la de una herramienta computacional. Con ello, el trato es más calido y eso lo percibe el paciente extranjero que busca en nuestras clínicas un servicio de calidad y calidez”, indicó Mendiola Saenz.

 

Primero resultados

 

A un año de que se instaurara el marco legal para promover el turismo médico en Baja California, las cifras alcanzadas son alentadoras, pues se estima que más de medio millón de personas v



Autor
 
Fecha de Publicación
20/Ago/2010