Lección de sobrevivencia empresarial


Como muchas empresas proveedoras de servicios de internet, la mexicana Mexis pasó de la bonanza en la década de 1990 a la bancarrota a principios del presente siglo, resultado de la falta de adaptación a los nuevos requerimientos de un nicho altamente competido. Pero la particularidad de esta firma fue que supo reinventarse y recuperar su competitividad a partir de la inversión en investigación tecnológica.

A ocho años de la reestructuración, el director general de la empresa, Guillermo Casares González, compartió sus experiencias para sacar adelante a la firma hasta consolidarla dentro del competitivo mercado de seguridad y administración informática, gracias a su apuesta a invertir en procesos de investigación y desarrollo.

“Cuando encontramos a la compañía en quiebra decidimos salir del nicho de servicios de internet y meternos en negocios administrados de infraestructura, de seguridad y redes; pero sabíamos que eso requería recursos humanos altamente capacitados, y ese fue un punto del que se inició y que ha continuado hasta el momento”, expuso el empresario mexicano.

A raíz de esto, la empresa decidió dar oportunidad a los técnicos a desarrollar investigación de tecnologías o procesos que pudieran integrarse a su modelo de negocios. “La práctica que empleamos es que tenemos un sueldo fijo y otra variable con nuestros empleados. El último corresponde tanto al desempeño operativo como a los proyectos realizados”, Casares González.

Resultado de esa práctica fue que la firma de informática pudo desarrollar y robustecer el panel de control Mexis Protect System, que se hizo acreedor a los reconocimientos de Innovación Tecnológica y Mérito Tecnológico otorgados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Se trata de un plataforma de monitoreo y gestión para la seguridad de la información (útil para empresas de comercio, financieras y servicios) que mantiene bajo vigilancia las 24 horas a fin de evitar las “pérdidas de información o caídas de sistemas” que puedan afectar la operación de los clientes.

El desarrollo consta de un dispositivo que se instala en las instalaciones del cliente para recolectar remotamente las bitácoras del funcionamiento de los dispositivos como switches, ruteadores, firewalls, servidores computadoras, impresoras, entre otros. Estos datos se envían a un centro de seguridad y monitoreo para su análisis. De esta forma se pueden predecir comportamientos de la infraestructura y mantener a los clientes protegidos en todo momento.

La generación de procesos innovadores en Mexis le ha permitido a la compañía competir en forma adecuada en el mercado nacional con sus pares de otros países. “En términos generales, el que no innova y se arriesga a hacer cosas diferentes se lo come la competencia. Me refiero a que no todas las empresas mexicanas podemos realizar tecnologías de punta, pero sí crear conocimiento para nuevos desarrollos aplicativos que nos permitan hacer las cosas mejor y más rápidas”, sugirió.

El éxito y resurrección de la firma mexicana tiene sentido después de la inversión en los últimos tres años de al menos 20 por ciento de sus ingresos generales en investigación y desarrollo, un ejemplo que, según el directivo de la empresa, no es difícil de imitar. (Agencia ID)



Autor
 
Fecha de Publicación
9/Jul/2010