Desarrollan 'fabricas' de nanoparticulas


Con un presupuesto de $20 millones, crean equipos en la Incubadora de Nanotecnología

Por Palmira González

Grupo Reforma

Monterrey, México (2 junio 2010).- Con un presupuesto de 20 millones de pesos, unos 17 doctores y 60 ingenieros del Centro de Investigación y Desarrollo Industrial (Cidesi) desarrollaron en un año y medio cinco equipos que fabrican nanopartículas.

Estos equipos, instalados en la Incubadora de Nanotecnología del Parque de Investigación e Innovación Tecnológica (PIIT), darán a empresas mexicanas una opción para producir a menor costo, materiales para añadir tecnología a sus productos.

Con nanopartículas —en forma de mezclas o recubrimientos— los metales se pueden hacer más resistentes, los plásticos pueden conducir mayor electricidad, el vidrio puede repeler el calor, entre otros cientos de aplicaciones.

Así, el reto para los ingenieros del Cidesi estaba en desarrollar máquinas que pudieran producir nanopartículas de todos tamaños y con las especificaciones de cada uno de sus usuarios.

Este requisito de versatilidad aumentó la complejidad del desarrollo de las máquinas, porque equivalía a desarrollar varios modelos en un sólo equipo, pero resultaba clave para que las empresas pudieran aprovechar la tecnología, explicó Felipe Rubio, director general del Cidesi.

(El tamaño de las partículas) puede ser la gran diferencia de que el producto sea útil o no.

Los equipos ahora, no tienen iguales en el mundo, aseguró Rubio, que divide su agenda entre la sede del Cidesi en Querétaro, y la unidad ubicada en el PIIT, en Apodaca.

Rubio informó que la base de la que partieron para desarrollar las máquinas fue de procesos de laboratorio diseñados por el Centro de Investigación en Materiales Avanzados (Cimav), que tiene sede en Chihuahua pero también una unidad en el PIIT ubicada frente al Cidesi.

El Cimav desarrolló los procesos químicos y moleculares a escala de laboratorio, a nivel de matraces.

Después de una ronda de conversaciones iniciales en mayo de 2008, el Cidesi arrancó el desarrollo de esta maquinaria con un equipo que producía nanotubos.

Las plataformas finales son equipos un nivel por debajo de la escala industrial, llamada escala piloto, que ocupan cuartos enteros en la Incubadora.

Para Rubio, los equipos son muestra de que el conocimiento generado en los centros ubicados en el PIIT es complementario y puede convertirse en un detonador real de la competitividad de una empresa.

Estos productos que existen en otras partes del mundo y (ahora) no existe una dependencia, señaló Rubio.

A lo mejor si no hubiéramos estado en el mismo parque, los (equipos) los hubieran podido mandar a hacer en Houston, consideró Rubio.

Ahora el reto es convencer a los empresarios de armar proyectos para desarrollar productos tecnológicos y que así usen los equipos.

Necesitamos generar confianza en los empresarios ... es una estrategia medular de competitividad.

Servando Aguirre, coordinador de la Incubadora, informó que la Incubadora de Nanotecnología arrancó a finales de abril su fase de pruebas, en la que las empresas estarían probando capacidades de producción en las máquinas.



Autor
 
Fecha de Publicación
2/Jun/2010