Plantean que ciencia mexicana sea más participativa


Querétaro, Qro. Factores productivos más exigentes, aunados a procesos de globalización del mercado, obligan a ver en la ciencia y tecnología como el camino óptimo a las soluciones de los requerimientos sociales. Y en ese contexto, la labor de los investigadores constituye las bases para impulsar la competitividad del país, aseguró el gobernador de Querétaro, José Calzada Rovirosa, al inaugurar el Primer Congreso de los Miembros del Sistema Nacional de Investigadores, que se celebra en la capital del ese estado.

Se trata de la primera reunión de su tipo entre los miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) tras 25 años de existencia, en el que durante tres días se debaten las adecuaciones a las que debe someterse esta agrupación, que cuenta con más de 16 mil miembros elite de la ciencia mexicana, con el fin de hacer frente retos actuales y futuros del quehacer científico-tecnológico.

De acuerdo con el doctor José Antonio de la Peña, director adjunto de Desarrollo Científico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y co-organizador del evento, el SNI fue creado hace 25 años en un contexto de crisis económica con el afán de contener la salida de investigadores consolidados a través de estímulos económicos. Ahora, ante condiciones distintas, el país requiere de los investigadores un desarrollo más participativo en cada región del territorio nacional.

En ese sentido, y como parte de su intervención en el acto inaugural, el senador Francisco Castellón Fonseca habló de la última reforma a la Ley de Ciencia y Tecnología, hecha en 2009, al puntualizar que ahora se permite mayor relación entre la academia y la industria con el objetivo, en primer término, de desarrollar los llamados procesos de innovación, con los cuales se prevé beneficiar la competitividad de las regiones del país y mejorar las condiciones de trabajo de los investigadores nacionales.

El presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología en la cámara alta aseguró que, para generar políticas públicas que den lugar al desarrollo de la investigación, es necesario que los gobernantes manifiesten una visión de estado comprometida con la ciencia y, en consecuencia con el país, pues deben tener en claro el significado de invertir en recursos humanos calificados, como es el caso de los investigadores. Y expuso la necesidad de que esas políticas públicas cuenten con la participación de científicos y tecnólogos, quienes se verán afectados o beneficiados por las mismas.

En su turno, el director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, el maestro Juan Carlos Romero Hicks, manifestó que tras 25 años de existencia del SNI es necesario poner en perspectiva lo que significa miembro de esta agrupación que, entre otras cosas, representa la esperanza de progreso del país.

Al hacer referencia a algunos ajustes que requiere en general la investigación nacional, el también ex gobernador de Guanajuato acotó que se requiere trabajar como verdadero “sistema”, pues muchos trabajos se hacen de manera individual. Asimismo, si bien hay logros significativos en la producción científica, en términos de tecnología y patentes, que son rubros que impactan a la sociedad, no se tiene el mismo resultado, por lo que es necesario que la evaluación del SNI u otra instancia considere la promoción del desarrollo tecnológico.

El Primer Congreso de los Miembros del Sistema Nacional de Investigadores se lleva a cabo del 6 al 8 de mayo en la ciudad de Querétaro, y contará con la participación de científicos y tecnólogos de todo el país, quienes debatirán en temas como la importancia de renovar la evaluación para acceder al SNI, las oportunidades de vinculación con el sector privado y la pertinencia de abocarse a temas específicos que el país requiere, como recursos naturales, energía, salud pública, entre otras. (Agencia ID)



Autor
 
Fecha de Publicación
10/May/2010