Compite tecnología mexicana con calidad


Después de algunos años de trabajar en el área de envasado para varias empresas, el ingeniero Iván González Moreno emprende en 2004 la aventura de crear una máquina enfardadora; es decir, que fuera capaz de envasar varias bolsas de productos en una sola más grande, y así sustituir las cajas de cartón y facilitar el manejo de materiales.

Hasta ese momento, tales equipos sólo se conseguían de importación, pero el desarrollo del emprendedor mexicano logró competir con calidad, al grado que la máquina obtuvo el segundo lugar en el concurso Estatal del Ciencia y Tecnología 2004 del Estado de México.

Ese evento dio forma a la creación de Aipack, marca creada para las enfardadoras, la cual fue albergada en la incubadora de empresas (Incubask) de la Universidad Autónoma del Estado de México para echar a andar la firma y producir más equipos de envasado.

En 2007, Aipack fue reconocida como la mejor empresa de alta tecnología incubada por la Secretaría de Economía y actualmente cuenta con oficinas de representación en Monterrey y en Panamá, además de aliados estratégicos en la ciudad de México y en Venezuela. Entre sus planes inmediatos está abrir una oficina propia en Oaxaca.

La planta productora se encuentra en el Estado de México, y en ella se fabrican equipos con acero inoxidable, los cuales son diseñados de acuerdo a la necesidad del cliente, pudiendo ser de una, dos o tres columnas. Aipack produce actualmente máquinas enfardadoras, envasadoras, selladoras de cubetas, cerradora de cajas, aplicador cierre fácil, mezcladora de productos dosificadores, bandas transportadoras, selladora de bolsas o botes, tolvas de alimentación y formadores para envasadoras. Además, cuenta con un área de Proyectos Especiales para desarrollo de modelos y diseños nuevos en equipos de envasado.

Aunque sus diseños se emplean principalmente en la industria alimenticia para el envasado de granos, semillas y alimentos en polvo, Aipack también cuenta con clientes de otros mercados como productores de detergentes, tornillería, pegamento, salsas y diversos productos. Como parte de los servicios que ofrece la empresa, brinda además mantenimiento y asesoría técnica durante todo el año.

Frente a las máquinas importadas, las fabricadas por la firma mexicana tienen un costo menor, brindan mayor rendimiento, además de que sus refacciones son más económicas. Aipack es un claro ejemplo de que la alta tecnología nacional bien puede derivar en una oportunidad de negocio. (Agencia ID)



Autor
 
Fecha de Publicación
8/Mar/2010