Hongo protege cultivos de chile


México es el segundo mayor productor de chile en el mundo, sólo después de China. Ello a pesar de que cada año la producción del cultivo se ve disminuida debido a las muchas parcelas infestadas con microorganismos que atacan a las plantas, lo que genera pérdidas económicas entre los agricultores, pues producen menos y de baja calidad.~`De acuerdo con el doctor Juan Francisco Jiménez Bremont, del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICYT), uno de los principales problemas que enfrentan los productores nacionales es la llamada pudrición de la raíz de la planta de chile.~`Esta enfermedad es ocasionada por un grupo de microorganismos patógenos de los géneros Fusarium, Rhizoctonia y Phytophthora: los dos primeros destruyen sólo la raíz y el último, además, infecta la base del tallo e incluso las hojas, ramas y frutos de la planta. Dicho consorcio de hongos provoca la pudrición de la raíz y la marchitez de la planta.~`Cada año los hongos fitopatógenos causan daños de magnitud variable en los cultivos de chile. Las pérdidas en algunos casos pueden ir del 30 al 70 por ciento, aunque también pueden ser totales. Además, cuando los hongos han invadido la totalidad de las parcelas de los agricultores, éstos se ven obligados a dejar de sembrar, pues sus tierras no son aptas para ello.~`Para contrarrestar a estos organismos, Jiménez Bremont aseguró que puede utilizarse un hongo capaz de alimentarse de dichos especímenes nocivos y de producir sustancias para destruirlos.~`Este “microorganismo benéfico”, como lo definió el investigador, es una cepa del hongo Trichoderma, la cual se encontró en tierras destinadas al cultivo de chile en el estado de Guanajuato, mismas que estaban infestadas por los ejemplares de Fusarium, Rhizoctonia y Phytophthora capsici.~`La efectividad de la cepa como controlador biológico de estas plagas ya ha sido probada en cultivos de chile ancho, poblano y pasilla de los estados de San Luis Potosí y Guanajuato.~`En parcelas demostrativas de una hectárea en el municipio de Villa de Reyes, en San Luis Potosí, se logró disminuir la enfermedad de pudrición de raíz de 40 a 10 por ciento en los tres tipos de chile mencionados. Este resultado se obtuvo luego de aplicar durante tres años diez millones de esporas de Trichoderma por mililitro de agua.~`El tratamiento inicia desde la siembra de la semilla de la planta de chile en el almacigo (bandeja plástica o metálica donde germina) y continúa después de ser transplantada al terreno de cultivo, en donde se aplican las esporas a través del agua de riego nuevamente hasta en tres ocasiones durante el ciclo de cultivo.~`Según el doctor Jiménez Bremont, la planta de chile puede ser atacada por los microorganismos patógenos cuando las poblaciones de otros hongos, responsables de mantener controladas a las especies nocivas, están disminuidas en número y no pueden cumplir su función.~`En este caso, dijo, el uso de fungicidas (productos químicos) ha provocado la muerte de los hongos encargados de evitar la proliferación de los microorganismos que atacan a las plantas, los cuales se han vuelto más resistentes y que sobrevivan a dichas sustancias. Lo anterior propicia que los microorganismos patógenos tengan el camino libre para destruir los cultivos de chile.~`De acuerdo con el especialista del IPICYT, además de eliminar del suelo a los hongos perjudiciales, la cepa de Trichoderma fortalece a la planta, pues favorece el crecimiento de la raíz y el aumento del área foliar (hojas), fenómenos asociados a la síntesis de hormonas de la planta debido a la acción de este hongo benéfico, lo que se ve reflejado en una mayor productividad para el campesino.~`Como parte de esta investigación, patrocinada con recursos del Fondo Mixto Conacyt-Guanajuato,  el especialista logró identificar un nuevo hongo, al cual ha bautizado como hongo rosa (HR), debido a su color.~`Esta especie ha mostrado una alta eficacia en pruebas de laboratorio para controlar el daño principalmente pr



Autor
 
Fecha de Publicación
18/Ene/2010