Software y guantes dan voz a personas con discapacidad oral o auditiva


En México existen 1.8 millones de personas con alguna discapacidad, de las cuales 20 por ciento no puede comunicarse a través de la voz debido a su condición, por lo que deben usar el lenguaje de señas, el cual no les permite una inclusión social completa, sino relacionarse únicamente con quienes aprendieron a “hablar” con las manos.~`Para dar voz a ese sector de la población en el país y el mundo, e incrementar sus posibilidades de encontrar un empleo o incorporarse a la vida académica, la empresa mexicana Soft Casstec diseñó un software que con apoyo de unos guantes de lycra comunicados a través de bluetooth a una computadora,  permite a las personas sordas emitir voz y comunicarse con quienes no usan el lenguaje de señas.~`“El audio sale de la computadora gracias al software que permite emular una voz femenina o masculina, así es como puedes escuchar y comprender lo que quiere decir la persona que usa los guantes”, comentó Víctor Bautista, director de la empresa.~`Cuando una persona se coloca los guantes y realiza una seña, ésta es convertida por el software en voz y puede ser escuchada por cualquier persona.~`El software reconoce 4 mil 220 frases precargadas, pertenecientes al lenguaje universal de señas y puede ser programado por el usuario para agregar las que sean necesarias, ya que su capacidad depende de la memoria con que cuente el equipo.~`De acuerdo con el empresario, el software, denominado SIRO (Sistema Integral de Rehabilitación Oral y Auditiva), tiene múltiples aplicaciones para las personas sordas: aprender el lenguaje, el idioma español (en caso de que sólo conozcan el lenguaje universal de señas) y crear señas personalizadas para comunicarse”.~`El programa, cuyo desarrollo llevó cinco años de trabajo y una inversión mayor a los 11 millones de pesos, también permite al usuario crear sus propias señas e incluso un lenguaje propio, esto es posible gracias a una herramienta denominada Módulo de Señales Independientes.~`Con este Módulo es posible crear señas específicas para referirse a las personas por su nombre, pues en el lenguaje de señas no existen ademanes específicos para ello.~`“Los nombres propios: Víctor, Carlos, José Luis no existen en el lenguaje de señas. Para que un sordo, por ejemplo, pueda referirse a una persona tiene que escribir su nombre en papel o deletrearlo con señas. Con el sistema, el usuario puede referirse a un nombre con una señal personalizada. Puedes decirle al sistema: si levanto mi dedo pulgar e inclino mi mano, significa Víctor Bautista, esta seña quedará registrada en el sistema”, comentó el empresario.~`También, dijo que SIRO puede servir para que una persona que perdió la capacidad de habla por alguna enfermedad pueda crear su propio lenguaje de señas y comunicarse gracias al agente de voz.~`“Sabemos que el ex alcalde de León, Guanajuato, Vicente Guerrero Reynoso perdió el habla debido a una enfermedad. Él escucha perfectamente y conoce el idioma español, pero no puede comunicarse por medio de la voz, sabemos que utiliza una computadora y un teclado para expresarse”, señaló.~`“A personas como él --continuó--, no les sirve de mucho aprender el lenguaje de señas, porque no van a comunicarse sólo con otros sordos, pero podrían usar SIRO para crear su propio lenguaje de señas y con ello comunicarse a través del agente de voz instalado en la computadora”.~`SIRO funciona en la plataforma Windows y requiere de una PC o Lap Top con al menos 2 gigabytes de memoria RAM. Hoy en día se está trabajando para que “SIRO sea instalado en una PDA (computadora de mano), lo que daría a los usuarios una mayor comodidad”.~`SIRO puede adquirirse de forma individual o como un laboratorio de 16 posiciones.~`“El costo de un laboratorio fluctúa en alrededor de 3.5 millones de pesos (270 mil dólares). Un par de guantes y el software cuesta alrededor de 13 mil dólares.”~`Además de los guantes y software, cada laboratorio incluye  mobiliario individualizado,  así como equipo complementario para que las inst



Autor
 
Fecha de Publicación
15/Oct/2009