Promueve IPN uso de energías alternas


En el marco del primer día de trabajo del Foro Global de Energías Renovables: “Promoviendo las Energías Renovables”, que se realiza del 7 al 9 de octubre en la ciudad de León, Guanajuato, el director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), doctor Enrique Villa Rivera, aseguró que la ciencia y la tecnología deberá establecerse claramente como una prioridad nacional, especialmente en el marco de la crisis económica mundial, la disminución de los precios y producción petrolera, y ante el evidente deterioro del hábitat.~`“Si queremos avanzar con mayor velocidad, deberán ponerse en marcha los programas y recursos que incentiven la participación conjunta de gobierno, sector productivo y casas de estudio, para llevar a cabo las investigaciones científicas y tecnológicas que demanda el sector energético. ~`El director del Politécnico Nacional manifestó que la institución tiene el compromiso de participar en la solución de los grandes problemas nacionales. Y recordó que desde sus inicios se involucró en el desarrollo de la industria petrolera y en la electrificación del país, por ello “dentro de los programas de estudio de ingeniería y ciencias se han incluido materias específicas sobre el manejo y uso de energías renovables, además de contar con centros de investigación y científicos dedicados a las energías alternas (eólica, solar, hidrógeno y biocombustibles) que se han adaptado a las necesidades actuales”, acotó.~`Detalló que la inminente crisis energética y la problemática ambiental asociadas al uso de combustibles fósiles han sido un poderoso aliciente para la creación de nuevas tecnologías e innovaciones. Sobre todo porque los desarrollos tecnológicos que han hecho posible la evolución y mejoramiento de las fuentes alternas de energía están encaminados a contar con productos energéticos que puedan competir con los combustibles fósiles.~`Sin embargo, comentó que en paralelo se generan técnicas de prospección y perforación que permiten extraer petróleo a profundidades antes inalcanzables, mientras que los métodos de refinación empleando nuevos procesos con catalizadores modernos han reducido costos de refinación y permiten obtener hidrocarburos con mejor calidad y precio.~`Precisó que en el caso concreto de México, la demanda energética de la industria es relativamente moderada, siendo el transporte el sector de mayor demanda energética, al consumir el 50 por ciento de la energía, seguido del sector industrial con 30 y el restante 20 por ciento corresponde a los sectores residencial y comercial. ~`“En el largo plazo, se tiene la idea de utilizar al hidrógeno como aditivo para combustibles convencionales en una primera generación, y vehículos operando con celdas de combustible en una fase posterior, lo cual representaría una solución para la emisión de gases contaminantes. Sin embargo, transitar hacia ese uso del hidrógeno requiere de mayor conocimiento y tecnología, a fin de que su producción se base en energía renovable y libre de emisiones”, expuso.~`En tanto, apuntó que las necesidades del sector residencial de energía (agua caliente, iluminación y energía eléctrica de relativamente baja potencia) pueden ser cubiertas mediante fuentes renovables como los calentadores y paneles solares, pequeños aerogeneradores y biodigestores. Pues, “se trata de un sector disperso, pero receptivo y su penetración aumentará a medida que las tecnologías maduren, los precios desciendan y se generalice la percepción social sobre la necesidad de utilizarlas”.~`Finalmente comentó que el aprovechamiento de las energías renovables también tiene una dimensión legal, y prueba de ello es la promulgación de la Ley para el Aprovechamiento de las Energías Renovables, por lo que se espera que la transición hacia un mayor uso de las energías renovables sea paulatina, lo mismo que las modificaciones que requieren los mecanismos y estrategias para su generación y explotación. ~`



Autor
 
Fecha de Publicación
9/Oct/2009