Reforestan y producen materia prima para industria del calzado


Con la ayuda de árboles nativos que producen tanino vegetal, sustancia con que se puede transformar la piel animal en cuero, investigadores del Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías Competitivas (Ciatec) reforestaron 21 hectáreas en la ciudad de León, Guanajuato. El proyecto busca incentivar la reforestación y, de paso, promover entre los productores de cuero el uso del dicho elemento como materia prima.~`De acuerdo con la especialista en protección y conservación ambiental, maestra Alejandra Rivera, el proyecto inició en 2005 con un estudio diagnóstico sobre el grado de deforestación que presentaba la zona norte de la microcuenca de León, de la cual se eligieron algunas zonas para reforestar con especies vegetales nativas y, como el tepame, timbe, palo dulce y lantrisco.~`Las semillas de dichos árboles fueron recolectadas en la zona donde se encontraban los últimos especímenes vivos ESTÁN EN PELIGRO DE EXTINCIÓN?, y a partir de ellos se cultivaron en un vivero las especies con que se reforestó la región norte de la ciudad. Ese proceso se realizó de 2006 a 2008, con siete hectáreas plantadas cada año.~`“Empleamos las cuatro principales arbustivas nativas por su efecto regenerador del suelo y su potencial para producir tanino. El índice de sobrevivencia de los árboles fue superior a 94 por ciento, pese a que se colocaron en zonas con un alto índice de degradación del suelo: prácticamente no había cubierta vegetal y el terreno presentaba un agrietamiento superficial debido a la erosión”, comentó la especialista del Ciatec.~`A presar de las condiciones adversas del terreno, el elevado índice de sobrevivencia de los árboles sembrados se debió a que se cultivaron a partir del germoplasma (conjunto de genes) de los últimos árboles que se mantienen en pie en las zonas deforestadas, los cuales han sobrevivido a condiciones severamente estresantes, como la escasez de agua, fuertes ventiscas y heladas, factores que le dan características de resistencia a los árboles con que se reforestó la zona.~`Sobre la utilidad de las 21 hectáreas reforestadas para la industria del calzado, la maestra Alejandra Rivera comentó que el tanino que pudiera obtenerse de ellas no es suficiente para utilizarse como materia prima en esa actividad comercial; pues se necesitaría reforestar una superficie aún mayor.~`“El objetivo del proyecto no era generar materia prima con esas 21 hectáreas, sino demostrar que es posible regenerar el suelo con especies que pueden tener una aplicación industrial y promover su uso potencial. Sin embargo, nos gustaría darle otro alcance al proyecto: crear una unión de productores de tanino, a la que se unieran los estados Michoacán y Colima; esta propuesta ya se planteó a la Comisión Nacional Forestal (Conafor)”, expuso la investigadora del Ciatec.~`A decir de la experta, si los tres estados destinaran un número de hectáreas considerable a dicho proyecto se podría crear una fábrica de tanino vegetal capaz de participar de un mercado cuyo valor en 2002 fue calculado en 12 millones de dólares (156 millones de pesos).~`Tan sólo en el norte de León, aseguró, existen alrededor de 79 mil hectáreas con algún grado de deforestación, las cuales podrían ser recuperadas mediante la siembra de árboles productores de tanino.~`Sobre las especies que se utilizaron en el proyecto, dijo que cada una genera taninos en diferentes formas. En el caso del Timbe, el árbol debe ser cortado para extraer el compuesto, pues se encuentra en la corteza del tallo; pero en especies como el Lantrisco basta con podar el árbol, ya que esa sustancia se encuentra en las hojas.~`Además del beneficio que tiene para el medio ambiente la reforestación, el uso del tanino en la producción de cuero permitiría sustituir el cromo en dicho proceso, lo que también conlleva un beneficio al ecosistema y la salud humana debido a los problemas relacionados con aquel metal.



Autor
 
Fecha de Publicación
24/Sep/2009