Buenas noticias para la industria acuícola


Ante el constante incremento en el precio del alimento para la cría de camarón y peces de agua dulce, científicos del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), en La Paz, Baja California Sur, estudian el uso de un ingrediente en alimentos acuícolas que incrementa el nivel de proteína y resulta más económico.~`El doctor Roberto Civera Cerecedo, coordinador de la investigación, indicó que la pasta hecha con semillas de cártamo, además de los beneficios económicos y de calidad para la alimentación de camarones y tilapias (peces de agua dulce), representa una alternativa para los fabricantes de alimento de organismos acuáticos y beneficiaría a la industria aceitera.~`“La pasta de cártamo es poco empleada en la nutrición animal, por lo que las empresas que se dedican a la extracción de este aceite tendrán la posibilidad de ampliar su mercado al producir esta pasta para alimentos acuícolas”, aseguró.~`Explicó que el cártamo es una oleaginosa (vegetales de cuya semilla se puede extraer aceite) que está disponible todo el año y su producción en México rebasa las 100 mil toneladas anuales. Por ello, dijo, es una excelente alternativa para el desarrollo de alimentos acuícolas.~`Civera Cerecedo expuso que en primera instancia se trabajó con camarón, toda vez que en México este crustáceo tiene una producción cercana a las 200 mil toneladas anuales, y se trata de un producto con alto valor en el mercado.~`Además, dijo, la pasta de cártamo también fue probada en tilapia, especie que no obstante a que tiene un costo menor al del camarón, su producción en el país es elevada.~`Señaló que actualmente la mayoría de los alimentos para especies acuáticas contienen harina de pescado, de trigo y/o pasta de soya como fuentes de proteína. No obstante, estos ingredientes tienen un costo mayor al del cártamo.~`En este sentido, los trabajaros realizados por los especialistas del Cibnor revelaron que la pasta de cártamo puede reemplazar parcial o totalmente a estos ingredientes, según sea el caso, sin provocar efectos negativos sobre los parámetros de crecimiento de las especies acuáticas.~`“Es importante recordar que la calidad del alimento depende principalmente de las propiedades de los ingredientes que lo componen. En este tipo de especies es difícil que las fuentes proteicas vegetales puedan sustituir a las de origen animal, por lo que los resultados obtenidos en laboratorio con el cártamo, representan un gran éxito”, expresó.~`Respecto al precio de la pasta de cártamo, refirió que tiene un valor cercano a los 2 mil 860 pesos por tonelada, mientras que el costo de la harina de trigo es de aproximadamente 4 mil 420 pesos. En tanto, la pasta de soya cuesta alrededor de 6 mil 900, y la harina de pescado alcanza los 13 mil pesos por tonelada.~`El investigador mexicano detalló que las pruebas biológicas consistieron en sustituir tanto parcial como totalmente la harina de pescado o la pasta de soya, por la de cártamo en alimentos experimentales, ingeridos por grupos de animales del mismo peso durante 45 días. Después, se pesaron las especies estudiadas, se calculó la tasa de crecimiento y verificó que el alimento se haya convertido eficazmente en biomasa (peso).~`Asimismo, se analizó la digestibilidad in vitro e in vivo de los ingredientes del alimento, para saber qué tan bien son aprovechados por los organismos. ~`Agregó que luego de comprobar los resultados en laboratorio, se pretende utilizar esta pasta para producir alimentos para camarón en una planta industrial en Sonora, estado cuya producción de camarón es la más importante del país.~`Cabe señalar que el proyecto fue financiado por el Fondo Sectorial SAGARPA-CONACYT, y contó con la colaboración del doctor Alfonso Álvarez, de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, y especialistas de las universidades Autónoma de Nuevo León y de Almería (España). Contacto rcivera04@cibnor.mx~`



Autor
 
Fecha de Publicación
11/Sep/2009