Debe asumirse regulación para suelos contaminados


Como consecuencia de la actividad industrial (producción de metales, por ejemplo), cadmio, arsénico y plomo están contaminando los suelos, mantos acuíferos y alimentos que consumen los seres humanos, por ello se requiere que la industria acate las normas regulatorias diseñadas por cada país para evitar el impacto negativo de estos elementos en el medio ambiente y la salud. ~`El doctor Erik Smolders, especialista belga que participó en la 10 Conferencia Internacional de Biogeoquímica de Elementos Traza, con sede en la ciudad de Chihuahua (ICOBTE, por sus siglas en inglés) dijo en entrevista que no existe una regulación universal sobre el manejo de estas sustancias ni tampoco un esfuerzo igual en todos los países para remediar la contaminación que causan debido a las distancias entre economías.~`“Mientras en los países del primer mundo, empresarios y gobierno invierten fuertes cantidades en remediación de suelo y agua, muchas veces esto no puede hacerse en los países emergentes debido al elevado costo de los procesos. Ante esa situación, en países como México debe comenzarse por establecer estándares mínimos sobre la limpieza de suelos, agua y alimentos para evitar problemas extremos de contaminación”, señaló.~`Sobre la política diferenciada en el manejo de sustancias contaminantes, añadió que no es ideal establecer estándares permisibles de contaminación, pues ocasiona conflictos económicos y políticos, como en Europa, en donde algunos países acusan a otros de ser muy flexibles en sus políticas de manejo de contaminantes para proteger sus economías.~`“Si una empresa quiere establecerse en Bélgica y el terreno en que construirá está contaminado, antes tiene que invertir una importante suma para limpiar el lugar, lo que eleva el costo de inversión. Al tiempo que en España podría abrirse el mismo negocio a un menor costo, pues los criterios de remediación en ese país son más flexibles”, ejemplificó.~`Sobre el impacto de la crisis económica global en la remediación de sitios contaminados, dijo que ésta afectará su tratamiento, pues “ante la falta de recursos, aún los países más ricos restringirán su gasto en tales tareas” ~`Cadmio, arsénico y plomo: focos rojos~`De acuerdo con Erik Smolders, de los llamados elementos traza (químicos que se encuentran en los seres vivos, y cuya ausencia o concentración alta puede ser perjudicial para el organismo) los que más preocupan a la comunidad científica por el riesgo que representan son el cadmio, arsénico y plomo.~`En Europa, afirmó, las zonas más contaminadas ya han sido saneadas; sin embargo, hay naciones en otros continentes donde se tiene severos problemas con estos elementos.~`El investigador se refirió al caso de Bangladesh, en donde el agua de los mantos freáticos (subterránea) está contaminada con arsénico, lo que provoca que sus habitantes consuman alimentos contaminados al utilizar esa agua para regar sus cultivos.~`La exposición al arsénico inorgánico puede causar irritación estomacal, deterioro en el sistema inmune, infertilidad y abortos en mujeres, perturbación en el corazón y daño cerebral. También está vinculado al desarrollo de cáncer piel, pulmón e hígado.~`En cambio, el arsénico orgánico no está relacionado con problemas oncológicos, pero la exposición a dosis elevadas puede causar lesiones en al sistema nervioso y dolores de estómago. ~`En tanto, la elevada concentración de cadmio puede dañar los pulmones y los riñones, causar malestares en el sistema digestivo, nervioso central e inmune. También está ligado al desarrollo de cáncer. Por su parte, al plomo se le relaciona con dificultar las habilidades de aprendizaje en niños y perturbar su comportamiento; en los fetos puede causar daños al sistema nervioso y al cerebro.



Autor
 
Fecha de Publicación
23/Jul/2009