Innovación, palanca de desarrollo


En los países del primer mundo la importancia de la innovación como palanca del desarrollo no está en duda y es parte de su cultura, de modo que los diferentes actores --gobierno, industria y academia-- conjugan esfuerzos y definen compromisos.~`Un informe sobre innovación regional de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) revela que en México no existe una visión conjunta entre los niveles de gobierno y el sector privado que posibilite mantener el crecimiento del país, pues las políticas públicas existentes no estimulan la competitividad de los estados de acuerdo a sus propias capacidades científicas o industriales. ~`Con el fin de impulsar las vocaciones competitivas y acelerar el progreso del país hacia el conocimiento, la Asociación Mexicana de Directivos de la Investigación Aplicada y el Desarrollo Tecnológico (ADIAT) presentó en el marco de su XX Aniversario los mecanismos para potenciar los Sistemas de Innovación Regional (SIR) y articular el Sistema de Innovación Nacional (SIN), relacionados con la introducción a la economía de nuevos productos y procesos tecnológicos.~`De acuerdo con el maestro Gerardo Ferrando Bravo, Vicepresidente del Sistema de Innovación Nacional de esta asociación, “desde su fundación la ADIAT tuvo como misión proponer lineamientos para impulsar la efectividad de instrumentos públicos que permitieran de forma natural contar con una política de Estado en ciencia y tecnología capaz de sobrevivir a los cambios sexenales”.~`La situación actual de México, añadió, es desfavorable en este campo en comparación a otras naciones como Corea del Sur, que hace 20 años tenía una situación muy parecida a la de México, y gracias a la inversión en investigación, desarrollo e innovación ahora tiene una posición privilegiada en el entorno económico global~`La realidad de México es que invierte escasamente entre el 0.4 y el 0.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en investigación y desarrollo tecnológico, según cifras de la OCDE y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), respectivamente; ocupa el lugar número 60 en competitividad (entre 134 países) y el 90 en innovación a nivel global de acuerdo con el último reporte del Foro Económico Mundial. ~`Por su parte, el ingeniero Leopoldo Rodríguez Sánchez, presidente de la Junta de Honor de la ADIAT y coordinador temático de Innovación en la Academia de Ingeniería, explicó que la innovación en México es insuficiente, de ahí que los mejoramientos productivos, que son muchos, suelen no ser atractivos para los países desarrollados y economías emergentes.~`“Buscamos que cada región aproveche mejor sus recursos materiales y humanos para generar innovación, ya sea de frontera o de nivel medio a bajo, en productos, servicios o procesos pero con un valor agregado que marque la diferencia”, puntualizó~`El doctor Sergio Ulloa Lugo, presidente de la asociación, precisó que para la implementación del Sistema Nacional de Innovación el primer paso “es estimular la cohesión entre todos los actores hacia un mismo rumbo, en segundo lugar crear sistemas de desarrollo tecnológico equiparables a los países avanzados que presenten servicio a las grandes empresas sin excluir la transferencia de conocimiento proveniente del extranjero, y vincularse con otros sectores y generar investigación e innovación.~`Reveló que a partir del segundo semestre del 2009, la ADIAT pondrá en marcha la formación de vinculadores, líderes con una amplia visión del futuro y que sepan cómo detonar la transferencia y comercialización de la tecnología mediante unidades destinadas para ello.~`Estas Unidades de Transferencia de Tecnología, señaló el ingeniero Víctor Lizardi Nieto, director general del Centro de Tecnología Avanzada de Querétaro (CIATEQ), contarán con el marco regulatorio necesario para operar y proteger la propiedad intelectual --patentes, diseño industrial, copyright y marcas registradas-- de las organizaciones que reciben fondos públicos para la inves



Autor
 
Fecha de Publicación
28/Jul/2009