Acercamiento entre universidades y empresas, clave para el desarrollo nacional


En el marco del tercer día de actividades de la Primera Feria de Innovación Tecnológica de la ciudad de México, organizado por el Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal, el doctor Juan Pedro Laclette hizo hincapié en la importancia de que empresas y universidades se articulen entre sí para crear nuevos productos y servicios que beneficien la competitividad económica de las regiones donde están asentadas.

El coordinador general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, entidad autónoma que asesora a los poderes Ejecutivo y Legislativo federal y locales en materia científica, aseguró que a pesar de que es difícil hacer coincidir las prioridades de los empresarios con aquellas propias de los académicos e investigadores, es necesario trabajar en el tema, de lo contrario el país continuará en escala descendente en los temas de competitividad y productividad. Así lo reflejan indicadores comparativos de distintas organizaciones internacionales dados a conocer en los últimos años, donde se muestra cómo hace tres décadas la competitividad del país estaba a la par de naciones como Corea del Sur, Brasil e India, y en la actualidad esas economías ya han despuntado.

“Ahora estamos a la par de Sudáfrica, pero de no adoptar la ruta de la ciencia y tecnología orientadas a producir innovación, otras naciones nos seguirán dejando atrás”, enfatizó el doctor Laclette.

Sin embargo, comentó que hay empresarios e investigadores de mucha calidad en nuestro país, por lo que es preciso que desde los gobiernos (locales y federales) se estimule la articulación entre estos actores de una manera más productiva, y no como hasta ahora se ha hecho; es decir, sólo a través de prácticas profesionales, servicios sociales o bolsa de trabajo. Lo que se requiere es que las empresas busquen en las universidades un aliado en la mejora continua de sus procesos y productos, ya que mucha investigación desde la academia puede resolver problemas del sector privado o incluso crear un nuevo mercado.

Al reconocer que las universidades también cargan con cierta responsabilidad en la desarticulación con el sector productivo, el también ex presidente de la Academia Mexicana de Ciencias dijo que en los centros de estudio aún priva el concepto de investigar temas alejados de los reales problemas sociales y de mercado, al indicar que sólo una cuarta parte de los posgrados, por ejemplo, están orientados al sector laboral, lo que denota la diferencia de criterios entre ambos empresarios e investigadores.

Finalmente, expuso que la importancia de la vinculación entre academia y empresas está identificada por los gobiernos federal y estales, e incluso existen documentos que así lo constatan, como el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012, que emitió la Presidencia de la República en los primeros años de su gestión; empero, en la práctica es complicado dar continuidad a los procesos de articulación academia-empresa, pues las instancias de gobierno encargadas de ello realizan esfuerzos aislados. (Agencia ID)



Autor
 
Fecha de Publicación
22/May/2011