Desarrolla Cimav nuevo sistema de monitoreo ambiental


 

El monitoreo de contaminantes atmosféricos resulta básico para establecer programas y normas de control en la calidad del aire, a fin de evitar problemas de salud; este es el caso de la ciudad de Chihuahua, cuyo desarrollo económico e industrial generó en las dos últimas décadas el aumento de los niveles de contaminación, en especial de las partículas PM (Particulate Matter, por sus siglas en inglés), así como enfermedades crónico degenerativas entre sus habitantes.

Ante esta situación, resulta necesario implementar programas de monitoreo de metales pesados en las PM, debido a que se les ha relacionado con mortalidad cardiopulmonar y enfermedades crónico degenerativas.

Con los propósitos de realizar un estudio a partir del monitoreo de las PM10 y generar una base de datos que pueda emplearse en estudios epidemiológicos, el Centro de Investigación en Materiales Avanzados (Cimav) propone establecer una red manual que analice dichos contaminantes en la ciudad de Chihuahua, Chihuahua

En la actualidad, operan dos estaciones equipadas con monitores automáticos que sólo dan información de las partículas PM10 totales y no de subfracciones, explicó el doctor Alfredo Campos Trujillo, responsable de la investigación, y afirmó que es necesario que el sistema de monitoreo sea manual, esto es, que un operador coloque y retire los filtros en los equipos.

De esta manera, se podrá determinar la concentración de metales pesados en las PM10 —como cadmio, cromo, arsénico, cobalto, zinc, vanadio y manganeso, entre otros–, contenidos en las partículas monitoreadas; el propósito es generar una base datos que pueda emplearse en estudios epidemiológicos, de esta manera, se identificarían aquellas partículas que causan las enfermedades mencionadas, indicó el especialista del Cimav.

Cuando hay un exceso de metales pesados que se acumulan en el cuerpo causan daño en el sistema nervioso y órganos internos, y también pueden provocar reacciones inflamatorias en vías respiratorias y pulmonares.

Las PM –aclaró el doctor Campos Trujillo– se refiere a las partículas suspendidas en la atmósfera y el sub índice 10 a su tamaño en micras, es decir 10 micras o menores a ellas, partículas conocidas como “respirables”, en la medida que por su tamaño logran penetrar en el sistema respiratorio hasta los pulmones.

En la actualidad, para esta investigación –dijo el doctor Alfredo Campos– están instalados tres monitores distribuidos en el norte, centro y sureste de la ciudad de Chihuahua. El monitoreo de las PM10 se lleva a cabo por periodos de 72 horas; es decir, se toman muestras tres días sí y tres no. Esta medición se va a hacer durante 12 meses a partir de junio de 2010 y concluirá en mayo de 2011.

Como los diferentes tipos de partículas tienen varios efectos sobre la salud, se requiere tener información de concentraciones y composición química para estudios epidemiológicos, pues los metales pesados como hierro, cobre, cromo, vanadio y cobalto son capaces de producir radicales libres en el organismo (estrés oxidativo), siendo este proceso la base de diversas enfermedades.

“El presente trabajo busca ser una base para el establecimiento de medidas encaminadas a reducir los riesgos potenciales de salud para la población, así como la elaboración de estudios epidemiológicos. El reporte tendrá como principal usuario las autoridades ambientales municipales y estatales, cuya función es generar políticas, planes y programas ambientales y de salud pública, basados en estudios hechos por el sector académico”, concluyó el doctor Campos Trujillo.

La investigación del Cimav se encuentra en la fase de análisis elemental de las muestras recolectadas. Cuando ésta finalice, dará inicio el análisis de datos y la generación de los reportes correspondientes.

Este proyecto fue financiado por el Fondo Mixto Conacyt-Gobierno de Chihuahua; el municipio de esta ciudad proporcionó algunos equipos de monitoreo para realizar la investigación, así como el Cimav. (Agencia ID)



Autor
 
Fecha de Publicación
28/Feb/2011