Se incorporará UNAM a red de cómputo de alto desempeño


 

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) buscará consolidar su presencia internacional a través de un proyecto interdisciplinario que conjuga el conocimiento científico con las tecnologías de cómputo de alto desempeño. De hecho, la primera experiencia en este sentido es su colaboración en el acelerador de partículas más potentes del mundo, denominado Large Hadron Collider (LHC).

Al respecto, el doctor Ignacio de Jesús Ania Briseño, titular de la Dirección General de Cómputo y Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC-UNAM), indicó que esa investigación donde participan científicos mexicanos es impulsada por la Organización Europea para Investigaciones Nucleares (CERN, por sus siglas en francés).

En ese centro de investigación europeo destacan especialistas mexicanos en el proyecto A Large Ion Collider Experiment (ALICE), uno de los seis con los que cuenta el LHC.

Cabe mencionar que la importancia otorgada por los científicos que participan en grandes proyectos internacionales como el LHC, radica en la capacidad de distribución de datos, la cual está basada en la tecnología Grid para compartir la información, analizar y almacenar los grandes volúmenes de datos generados. De tal manera que la UNAM va a incorporarse a este nuevo paradigma de cómputo.

A decir del académico, el término Grid refiere a un grupo de ordenadores entrelazados, los cuales permiten acceder de manera remota a procesadores, datos y herramientas a través de una red de alta velocidad distribuida a nivel global.

Con ese marco de referencia, científicos nacionales e internacionales se reunirán durante tres días (8 al 10 febrero) en el Taller Grid Computing Center for the Americas, con el propósito de detallar los puntos para que la UNAM cuente con un centro de cómputo para aplicaciones Grid, puntualizó Ania Briseño.

Respecto al proyecto de LHC, coordinado por el  CERN, el experto enfatizó que para almacenar grandes cantidades de datos, ese centro de investigación instrumentó una estructura mundial escalonada, denominada Worldwide LHC Computing Grid (WLCG), la cual consta en clasificar un esquema de “Tiers”, comúnmente conocidos como nodos.

El titular de la DGTIC detalló que los nodos se encuentran organizados por sitos, distinguiéndose principalmente por su tamaño y la calidad de los servicios que ofrecen, además de contar con la mayor disponibilidad y confiabilidad en la GRID, así como poseer una excelente conectividad, alta capacidad de procesamiento y almacenamiento.

Los Tiers funcionan como una red de cómputo Grid; es decir, a través de un Tier (nodo) distribuyen información a otros similares ubicados en diferentes puntos. A manera de ejemplo, Ania Briseño expuso que en un primer nivel (Tier0) correspondiente se comparten datos generados a un segundo nodo (Tier1), y este a su vez a otros nodos a los que están conectados.

De acuerdo con Ania Briseño, se estima que el LHC produce aproximadamente 600 millones de colisiones cada segundo, lo que en términos de información implica 15 Petabytes (1 PB es igual a un millón Gigabyte) al año. Por lo que es necesario contar con un sistema Grid que comparte tal cantidad de datos, expuso.

El titular de la DGTIC-UNAM expresó que contar con un Tier es de suma importancia para México, pues pretende impulsar sustancialmente el progreso científico, a fin de posicionar a la máxima casa de estudios en la punta de desarrollos de cómputo avanzado, así como ofrecer a la comunidad de investigación una interacción con las principales redes académicas del mundo.

Este esfuerzo que se inscribe dentro del programa UNAM Digita, yl contará con especialistas de diversos centros de investigación del país, así como de Europa, América del Sur y  Corea, en otros, quienes compartirán conocimientos y experiencias para determinar acciones en el desarrollo de este proyecto.

Cabe señalar que el Taller Grid Computing Center for the Americas, organizado por la DGTIC y el Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de la UNAM se realizará del 8 al 10 febrero en las instalaciones del Auditorio Marcos Moshinsky de esa misma casa de estudios.



Autor
 
Fecha de Publicación
9/Feb/2011