Mastretta MXT, el auto que arranca polémica


 

Presentado como una de las novedades en el Salón del Automóvil de París, apenas en octubre pasado, y resurgido a la escena pública tras un escándalo televisivo, el Mastretta MXT tiene una historia que se remonta casi 20 años atrás, cuando un grupo de emprendedores conformaron la empresa de diseño industrial Tecnoidea, donde a partir de la experiencia obtenida de la consultoría en el ramo automotriz decidieron crear lo que hoy se conoce como el primer auto deportivo nacional.

   De apariencia compacta y chasis bajo, este cupé mexicano de 930 kilogramos representó la ruptura a viejos paradigmas negativos en torno a la capacidad del sector automotriz nacional, en la que sólo figuraba el país como una plataforma de producción. Sus creadores, los hermanos Carlos y Daniel Mastretta, visualizaron este concepto y decidieron llevarlo a cabo con apoyo del Programa Avance-Emprendedores, operado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), además de la aceleradora de empresas Techba-Michigan, de la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia.

   La planta motriz del Mastretta MXT es un motor central de cuatro cilindros de 2.0 litros turbocargado, capaz de generar 250 caballos de fuerza  y 257 libras pie de torque, que lo deja con una relación peso/potencia de 3.72 kilogramos por caballo. Estas características lo hacen presentar un rendimiento adecuado para un automóvil de su estilo, pues alcanza una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en sólo 4,9 segundos.

   En cuanto a su estructura, es construido a partir de extrusiones de aluminio y fibra de carbono que ayudan a que la base del automóvil sea ligera y a la vez ultra rígida. Esta característica hace que el coche tenga un bajo peso que lo ayuda en términos de eficiencia energética, y en consecuencia sus emisiones de bióxido de carbono también sean reducidas.

   Por lo que corresponde al equipamiento, el Mastretta MXT cuenta con aire acondicionado, el sistema multimedia localizado al centro del tablero incorpora navegación satelital, conectividad para iPod, comunicación de manos libres vía Bluetooth, reproductor de DVD y una cámara de reversa que asiste al estacionarse.

   Aunque este automóvil mexicano aún no cuenta con un canal de distribución en base a concesionarias, por el momento puede adquirirse a través de una lista de espera. De acuerdo con sus fabricantes, la producción del vehículo inicia formalmente en 2011 y se espera que las primeras entregas se realicen en marzo próximo. El costo oscila en los 55 mil dólares y en su primera etapa sólo se comercializarán 150 unidades. (AgenciaID)



Autor
 
Fecha de Publicación
8/Feb/2011