Sin cambios significativos pero estable, califica la UNESCO a la ciencia mexicana


La perspectiva del reciente Informe sobre la Ciencia de la UNESCO, 2010 apunta al quehacer científico-tecnológico como un factor determinante hacia una economía más competitiva y dinámica, pues ese sector marca una ligera tendencia como elemento clave en la investigación y desarrollo a partir del incremento en el Producto Interno Bruto (PIB).

     El Informe elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) da cuenta del paralelismo entre el número creciente de graduados a nivel licenciatura (orientados a rubros científicos) e ingenierías con crecimiento económico sostenido de ciertas naciones, como ocurre con el llamado BRIC (Brasil, Rusia, India y China).

     Además, hace referencia sobre la dinámica científica ejercida en países emergentes seleccionados, entre los que figura México, donde la creación de conocimientos científicos está orientada a cubrir sus necesidades en áreas como medicina clínica y de las oportunidades geográficas (Ciencias de la Tierra y del espacio y Biología), pero también de afinidades culturales (Matemáticas, Física) y de los conocimientos técnicos derivados del proceso de industrialización (Química).

     Por ejemplo, la India ha decidido abrir 30 nuevas universidades, con lo que el número de estudiantes matriculados pasará de menos de 15 millones en 2007 a 21 millones en 2012.

     En ese mismo sentido, el informe de la UNESCO revela que China presenta un despunte en el número de investigadores, pues este país pretende superar a Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

     En el caso de México, pese a que en los últimos dos años no ha presentado cambios sustanciales en materia científica y tecnológica, permanece estable con una inversión de 0.4 por ciento del PIB, aunque la Ley de Ciencia y Tecnología indica destinar al menos 1 por ciento en el sector. Además, en el número de investigadores mundiales se mantiene con un porcentaje equivalente al 0.5 durante 2002-2007, periodo comprendido en este Informe.

    Sin embargo, en términos de especialización científica, México destaca en disciplinas como Biología, Medicina clínica e Ingeniería y Tecnología. En la primera se registró un crecimiento significativo, al pasar de 874 investigadores en 2002 a mil 669 en 2007, mientras la siguiente pasó de 994 a mil 749 científicos y la tercera marcó un aumento de 610 a 996, ambas en ese mismo periodo.

    Por lo que refiere a inversión en ciencia y tecnología, el informe de la UNESCO señala que en algunos casos el aumento del gasto en investigación y desarrollo ha sido una consecuencia del vigoroso crecimiento económico más que un mayor apoyo en esos temas.

    Lo anterior debido a que países con crecimiento acelerado, en específico Brasil e India, han permanecido estables en su inversión en la materia, con 1.0 y 0.8 puntos del PIB; en contraste, China ha incrementado su gasto en 50 por ciento durante el periodo 2002-2008, por lo que en la actualidad el país asiático gasta 1.54 de su PIB.

    El Informe sobre la Ciencia de la UNESCO es un documento realizado cada cinco años para ofrecer un panorama global de las políticas y logros en materia científica, tecnológica y de innovación. En su elaboración participaron 35 especialistas de diversas nacionalidades y fue editado en seis idiomas. (Agencia ID)



Autor
 
Fecha de Publicación
4/Feb/2011