Por un verdadero desarrollo económico y social de México


Maestro en Ciencias Gerardo Ferrando Bravo, nuevo presidente de Adiat Cortesía: Adiat

Agencia ID

En abril pasado se firmó la llamada Declaración de Mérida, en la cual las instituciones de educación superior y los centros de investigación y desarrollo tecnológico se comprometen a mejorar y a dar un impulso extraordinario a la ciencia y a la innovación, mediante el fortalecimiento de su planta académica y al modernizar sus procesos educativos y administrativos.

De esta forma, las entidades académicas fomentarán la actividad emprendedora de quienes integran sus planteles, así como el desarrollo de mayores conocimientos sobre las condiciones y oportunidades del país, además de mejorar la pertinencia y calidad de la educación.
Por su parte, en la Declaración de Mérida quedó signado que las organizaciones de investigación y desarrollo tecnológico emprenderán estrategias para que sus aportaciones sean palanca del desarrollo nacional.

En el documento, el sector empresarial asume enfocar sus esfuerzos por elevar la productividad y competitividad a través de la innovación, y participará activamente con la academia para vincularse de manera más efectiva. De igual forma, emprenderá acciones para coadyuvar a incrementar la competitividad en los sectores productivo y de servicios.

Quienes signaron el documento fueron el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles; la directora del Instituto Politécnico Nacional, Yoloxóchitl Bustamante Díez; el rector de la Universidad Autónoma Metropolitana, Enrique Fernández Fassnacht; la gobernadora del estado de Yucatán, Ivonne Ortega Pacheco; René Asomoza Palacio, director General del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados, el presidente saliente de ADIAT, Sergio Ulloa Lugo y el entrante, Gerardo Ferrando Bravo, entre otras personalidades.
La firma de la Declaración se llevó a cabo en el marco del XXIII Congreso de la Asociación Mexicana de Directivos de la Investigación Aplicada y el Desarrollo Tecnológico (ADIAT), en Mérida, Yucatán.

Entre otros testigos presentes en el acto en que se firmó la Declaración vale destacar al director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), José Enrique Villa Rivera, así como a Juan Pedro Laclette, coordinador General del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT).

En marcha

En entrevista, el nuevo presidente de ADIAT, Gerardo Ferrando Bravo, refirió que la Declaración fue iniciativa del rector de UNAM y que recibió el apoyo por parte de quienes formaron parte del Congreso en Mérida, a fin de dar un giro positivo a las políticas en favor de ciencia, tecnología e innovación, y así contribuir al desarrollo de la nación.

“Si bien cada institución tiene sus propios compromisos y su forma de trabajar, no se han establecido fechas para evaluar los avances --precisó el maestro Ferrando Bravo, y añadió--; los programas están caminando, las acciones se están ejecutando y habrá reuniones para ver la manera en que seguiremos caminando”.

El mismo directivo señaló que como línea guía de las acciones a las que convoca la Declaración se pretende que funcione el Programa Nacional de Innovación, el cual se presentó en el Congreso realizado en Mérida, y que surge por iniciativas de empresarios, científicos, funcionarios y académicos, entre otros actores interesados, quienes se han vinculado con este tema desde hace tiempo y que no son representantes de instituciones, sino personajes de la vida pública que se ha propuesto llevarlo a cabo.

Gerardo Ferrando explicó: “El Programa es impulsando por Conacyt y Secretaría de Economía y surge del Comité Intersectorial para la Innovación, cuyos actores no son representante de instituciones, sino personas físicas; el mismo Programa es apoyado por nuestra institución y por otras, como el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, UNAM, otros centros de investigación y desarrollo, los consejos estatales de ciencia y tecnología y más”.

Finalmente, el maestro Ferrando Bravo reiteró que el compromiso de ADIAT es la convocatoria a los tres niveles de gobierno y a los legisladores para generar las políticas públicas que articulen los factores de desarrollo económico y social con las capacidades de innovación sustentable.



Autor
 
Fecha de Publicación
2/Jun/2011