Por primera vez estandarizan prueba de leucemia mieloide aguda en México


Agencia ID
Hace casi 200 años se descubrió la leucemia, una enfermedad maligna de la sangre caracterizada por células tumorales que invaden el sitio en donde se produce la sangre, es decir, la médula ósea.
Dichas células invaden ese tejido e impiden la producción de la sangre normal, en consecuencia provoca en la persona falta de glóbulos rojos responsables de transportar el oxígeno, lo que deviene en cansancio y la falta de defensas del paciente, así como tendencia a las infecciones.
Entre los diversos tipos de esta patología se encuentra la Mieloide Aguda, que afecta a cerca de 4 mil mexicanos por año, y más a hombres que a mujeres (entre los 30 a 60 años de edad). Aunque no es una enfermedad hereditaria pudiera haber predisposición genética, explicó el doctor David Gómez-Almaguer, jefe de hematología y académico en el Hospital Universitario de la Universidad de Nuevo León, en Monterrey.
Detalló que los pacientes jóvenes que padecen esta enfermedad no resienten los síntomas; en cambio, los adultos sí y muestran cansancio y sangrado que los lleva a una consulta general. Por medio de un estudio (citometría hemática) se puede detectar la alteración de los glóbulos de la persona con el fin de detectar la enfermedad.
“Esta prueba permite diagnosticar al paciente. Aunque dicho estudio puede ser muy preciso, es necesario contar con estudios más finos y estandarizados que clasifiquen la enfermedad, pues existen diversos tipos de leucemia y se requiere darle al paciente un tratamiento adecuado y adaptarlo a sus necesidades”, indicó.
Agregó que si se elevan los parámetros en las pruebas citogenéticas (análisis que se realizan en personas que padecen leucemia y que ayuda a identificar anomalías en los cromosomas), que realizan diversos laboratorios, se obtendrán mejores resultados en pacientes con Leucemia Mieloide Aguda (LMA), el tipo más común de la enfermedad que se presenta en adultos.
Por medio de la muestra citogenética, se toman células de la medula ósea y por medio de un sistema de cultivo se reproducen. En ese proceso puede verse el interior de las células su información genética y observar el estado de los cromosomas.
Por ejemplo, las células leucémicas tiene un sólo cromosoma 7, lo que podría condenar al paciente a la muerte si no se trasplanta. Mientras si el cromosoma 16 se encuentra alterado, quiere decir que la leucemia es mortal.

Estandarizar pruebas

Muestra de la estandarización de pruebas citogenética se dio hace 15 años en Estados Unidos, nación en donde había mucha disparidad y cada laboratorio tenía su propio modelo de diagnóstico como en la actualidad sucede en México.
Como una opción, la Sociedad Americana de Hematología, la Agrupación Mexicana para el Estudio de la Hematología y el Instituto Nacional del Cáncer, en colaboración con la Oficina para el Desarrollo de Programas de Cáncer en América Latina (OLACPD), invitaron a participar a cuatro laboratorios mexicanos para estandarizar y mejorar el diagnostico de LMA.

Los cuatro laboratorios seleccionados son: Genética y Estudio Pre y Postnatal, y el de Análisis de Oncohematología, ambos de la Ciudad de México; el Mendel de Morelia, y el Nuevo Hospital Civil en Guadalajara.
De acuerdo con el doctor Gómez Almaguer, en la actualidad las pruebas citógenéticas que disponen los hematólogos mexicanos no son malas, pero podrían carecer de la precisión para el diagnóstico y tratamiento adecuado de los paciente con dicha patología. “La perspectiva es conocer las alteraciones mexicanas, y en qué radica su diferencia frente a las francesas o americanas”.
Al respecto, el doctor Jorge Gómez, director de la OLACPD explicó que expertos de EU van a dar asesoría a médicos, oncólogos y hematólogos mexicanos con el fin de tener un diagnóstico certero; aunado a ello, cómo tratar la enfermedad, o si es necesario para el paciente un trasplante de médula ósea.
Desde abril pasado estos laboratorios incluyeron sus procesos y protocolo de estandarización en una base de datos de la Red Oncológica que maneja el Hospital de Investigación Pediátrica St. Jude de Estados Unidos.
Después, un subcomité de expertos científicos revisarán los datos de manera periódica con el fin de proporcionar a cada laboratorio un reporte trimestral de su rendimiento. De enfrentar algún problema, se asesorará al laboratorio para mejorar su desempeño.
Finalmente, el titular de la OLACPD dijo que se tiene planeado que este sistema se implemente en México de manera total en tres o cuatro años.



Autor
 
Fecha de Publicación
8/Jun/2011