Analizan milimétricamente ajuar del rey maya Pakal


                       

El Centro de Investigaciones en Óptica, A.C. (CIO) trabaja en el proyecto “Sistema de Visión Aplicado a la Opto-mecatrónica”, capaz de reproducir un objeto en alta resolución y analizarlo a detalle mediante la proyección de luz blanca estructurada y láser, con el fin de lograr precisión milimétrica o hasta micrométrica.

Esta herramienta se utilizó para analizar y generar una réplica tridimensional del ajuar y la máscara que se encontraron en la tumba del rey Maya Pakal en la zona arqueológica de Palenque, Chiapas. Con la aplicación del sistema de visión fue posible detectar pequeños grabados de nivel milimétrico que no habían sido medidos ni detectados con anterioridad.

El doctor Francisco Javier Cuevas de la Rosa, responsable del proyecto, explicó que este trabajo se basa en el estudio e investigación de algoritmos inteligentes de Computación Suave (Soft-Computing), tales como Redes Neuronales y Algoritmos Evolutivos.

Para la aplicación del sistema de visión y reconstrucción de las piezas arqueológicas, comentó, se utilizaron imágenes obtenidas con una cámara digital, resultado de la proyección de luz estructurada sobre el ajuar y máscara bajo análisis, y mediante la aplicación de los algoritmos inteligentes desarrollados en el CIO.

Estas técnicas, aclaró el especialista, no son invasivas ni destructivas, por lo tanto, no alteran o afectan los materiales, en este caso a las piezas arqueológicas.

“La digitalización se realiza sin la necesidad de tocar o dañar el objeto mecánicamente, lo cual es primordial en este tipo de aplicaciones, así como en tareas de automatización en el sector industrial”, indicó el investigador.

El Sistema de Visión Aplicado a la Opto-Mecatrónica, desarrollado en este Centro Público de Investigación del Conacyt, utiliza como herramienta fundamental la visión por computadora para realizar la medición de los objetos respecto a su forma, temperatura, esfuerzos mecánicos y presión, entre otras características.

El doctor Cuevas de la Rosa explicó que en condiciones experimentales y reales las imágenes capturadas tienen pérdida de información y contienen distorsión, provocadas por el uso de de componentes ópticos, electrónicos y mecánicos, lo cual complica su análisis.

Ante ello, dijo, se desarrollaron nuevos algoritmos inteligentes que utilizan métodos de reconocimiento de patrones y optimización, tales como redes neuronales y algoritmos evolutivos. Además, las redes neuronales tienen la ventaja de tolerar fallas, pérdida de información, reconocer patrones, incluso con ruido, y pueden ajustar cambios sufridos por el medio ambiente.

Con el sistema del CIO, en el caso particular del ajuar del rey Pakal, se digitalizaron y reconstruyeron 700 piezas que incluyen la máscara, aretes, anillos y collares, entre otros objetos encontrados en su tumba.

Para la reconstrucción tridimensional de las piezas arqueológicas se utilizó un sistema de proyección de luz estructurada y el uso de algoritmos computacionales para la detección de su forma y tamaño.

“La mezcla de técnicas y arreglos de visión por computadora que utilizan proyección de luz estructurada con modelos informáticos inteligentes, tales como redes neuronales y algoritmos evolutivos, han favorecido la solución de problemas de alta complejidad en aplicaciones de medición de cantidades físicas, como forma tridimensional, esfuerzos mecánicos y temperatura”, explicó el especialista.

Otras aplicaciones

Aparte del ejemplo mencionado, el Sistema de Visión Aplicado a la Opto-Mecatrónica del CIO puede tener otras aplicaciones en las industrias del cuero, del calzado, metalmecánica, automotriz y seguridad entre otras.

De acuerdo con el investigador, esta tecnología puede digitalizar diversos objetos, medir esfuerzos mecánicos y realizar análisis de vibración; asimismo, es útil también para modelar, analizar elementos del calzado (tal es el caso de suelas o zapatos), así como las piezas mecánicas de la industria automotriz y metalmecánico.

En esta investigación del CIO, además del responsable de la investigación, el doctor Francisco Javier Cuevas de la Rosa, participan los doctores Ramón Rodríguez Vera, Ascensión Guerrero, los ingenieros Juan Antonio Rayas, Berenice Salazar y Diego Torres, y los maestros en ciencias Luis Toledo y Carlos García.

 

 



Autor
Agencia ID
 
Fecha de Publicación
14/Jul/2011