Investigadores digitalizan códices náhuatl hallados en Francia


En un singular trabajo de antropología, la doctora Luz María Mohar Betancourt, investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), encabezó un proyecto para recopilar alrededor de 400 expedientes e imágenes de la cultura náhuatl que forman parte del patrimonio nacional resguardado en el Fondo Mexicano de la Biblioteca Nacional de Francia (BNF).


Se trata del proyecto Amoxcalli, La casa de los libros, que compila más de 40 códices en lengua náhuatl y 200 manuscritos facsimilares en un DVD interactivo para mostrar parte del acervo cultural e histórico de la época prehispánica y del periodo colonial narrados por indígenas.


Mohar Betancourt, coordinadora de la investigación, comentó que esta recopilación de documentos históricos permite conocer un sistema de escritura del México Antiguo, además de saber fechas, formas de organización política y económica, y las tradiciones de los pueblos mesoamericanos.


La experta del México prehispánico explicó que este proyecto consistió en analizar los códices e imágenes de los documentos para entender a detalle la escritura y elementos o glifos (signos grabados) que anotaron los tlacuilos durante aquella época.


Los tacluilos, puntualizó Mohar Betancourt, eran escritores o pintores hábiles para los trazos del dibujo y estaban encargados de anotar los acontecimientos sobre papel amate, lienzos de algodón y pieles de venado que fueron un soporte adecuado para realizar estos manuscritos.


Así, tras lograr acceder a los expedientes ubicados en la BNF, con financiamiento del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la colaboración de casi 70 investigadores nacionales e internacionales, lograron adquirir 332 legajos que incluyen 92 facsimilares de códices y 240 documentos escritos en caracteres latinos.


Mohar Betancourt mencionó que durante casi 10 años establecieron dos grupos de trabajo e investigación. El primero de ellos se encargó de la paleografía (o estudio de la escritura antigua) y la traducción de los manuscritos.


El segundo grupo, liderado por expertos de CIESAS, focalizó su análisis en las pictografías (códigos gráficos) para la elaboración de diversos diccionarios de glifos con propuestas de lecturas en náhuatl, agregó la especialista en antropología.


Asimismo, con la cooperación del Centro Nacional de Edición Digital y Desarrollo de Tecnología de Información (Cenedic) de la Universidad de Colima, implementaron un programa informático para recopilar los 40 códices previamente digitalizados, detalló la experta del CIESAS.


De esta manera, se elaboró un DVD interactivo que contiene los facsimilares, el análisis de sus imágenes con su lectura en español y en náhuatl, su pronunciación grabada, así como un diccionario general que integra los distintos códices como parte del acervo mexicano.


Destacó la investigadora que este material digital permite visualizar de manera detallada cada manuscrito encontrado en la BNF; esto es, el usuario podrá pasar de lo general a lo particular en el Códice París, uno de los antiguos y pocos códices mayas dentro de esta compilación, además de otros como el Códice en Cruz, Aubin, Ixtlilxóchitl y Mendoza que corresponde a otro proyecto.


“Para México, contar con este proyecto es un gran éxito, ya que durante 14 años los investigadores mexicanos tuvimos vedado el acceso a estos manuscritos resguardados en la BNF”, expresó la doctora Mohar Betancourt.


La experta del CIESAS recordó que esta riqueza documental se perdió con la llegada de los españoles, quienes ignoraron el valor del contenido de los códices que quemaron y destruyeron. Asimismo, a partir del siglo XVI los materiales salieron de México para permanecer en diferentes países como Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Italia, entre otros europeos.


La doctora Mohar Betancourt subrayó que México únicamente cuenta con un documento prehispánico que es el códice Colombino, manuscrito perteneciente a la cultura mixteca y que forma parte de los 13 o 14, que se conoce, existen en el mundo.
 

                         



Autor
Agencia ID
 
Fecha de Publicación
22/Jul/2011