Emplean plata para reducir infecciones en hospitales


 

Con el propósito de reducir las infecciones que se propagan dentro de los hospitales, la doctora Rebeca Betancourt Galindo, del Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA), inició una investigación en la que propone incorporar nanopartículas de plata a material de uso clínico.

La plata tiene un efecto microbicida no tóxico de amplio espectro para combatir virus, bacterias y hongos, por lo que la investigadora decidió usarla en nanopartículas para eliminar aquellas bacterias que causan infecciones.

El efecto antibacterial de este metal – señaló la investigadora – involucra la disminución o desprendimiento de la pared celular en los microorganismos por la infiltración de los iones de plata, con lo cual se condensan las moléculas de ADN y las bacterias pierden su habilidad para replicarse.

Betancourt Galindo explicó que las nanopartículas fueron incorporadas a los polímeros mediante un proceso de mezclado; para ello, se emplearon policloruro de vinilo (PVC), polietileno (PE) y policarbonato (PC), los cuales se emplean en la fabricación de catéteres y sondas de todo tipo.

A decir de la experta de este Centro Público de Investigación Conacyt, tales materiales de uso clínico son algunas de las principales fuentes de infección en quirófanos y áreas de terapia intensiva.

El equipo de trabajo del CIQA ha probado la eficacia del material clínico, que tiene incorporadas las nanopartículas de plata, frente a hongos y bacterias del tipo de Pseudomona aeurginosa y Staphylococcus aureus.

Esta última es la principal bacteria causante de infecciones intrahospitalarias debido a que habita en la piel y mucosas de los seres humanos, lo cual le permite entrar al torrente sanguíneo del paciente a través de heridas, ya sea por contacto directo o indirecto de personas u objetos contaminados.

Por otro lado, Pseudomona aeurginosa se considera como el principal agente de contagio en los quirófanos y es resistente a los antibióticos; al ser un microorganismo oportunista, afecta a personas con el sistema inmune comprometido, infecta los tractos pulmonar y urinario, así como la sangre y los tejidos.

A partir de los resultados obtenidos, el equipo de investigadores pudo percatarse que mientras más pequeñas sean las nanopartículas de plata mezcladas en los polímeros, mayor actividad antimicrobiana presentan, debido a que se incrementan sus posibilidades de modificar el metabolismo de las bacterias.

En función de lo anterior, la experta del CIQA propone emplear estos materiales nanocompuestos en recubrimientos de paredes en quirófanos o salas de hemodiálisis (método para eliminar de la sangre residuos y agua en exceso cuando los riñones son incapaces), así como en unidades de nutrición y mobiliario médico.

La doctora Betancourt Galindo comentó que la investigación se realiza en colaboración con la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Coahuila y la empresa Nanosoluciones S.A. de C.V.

La primera parte de este proyecto fue apoyado por el Fondo de Innovación Tecnológica (FIT) de la Secretaría de Economía y el Conacyt; por el momento, se está en busca de financiamiento para continuar con el desarrollo.



Autor
Agencia ID
 
Fecha de Publicación
24/Ago/2011