¿De dónde surge la creatividad?


 

Primero fue relacionada con deidades divinas, después como un don mágico y hasta se ha llegado a creer que ciertas sustancias la propician. Pero la creatividad siempre se ha encontrado al interior de las personas, más específicamente en el cerebro, y por ello su desarrollo o incapacidad están relacionadas con la salud de este órgano.

La doctora Martha Ontiveros Uribe, subdirectora del Servicio de Hospitalización del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz” (INPRF) y especialista en el tema, explicó en entrevista que todos los seres humanos tienen cierta dosis de creatividad, sólo que algunos la desarrollan más que otros y en diferentes áreas. Así, los artistas son habilidosos en pintura, escultura o música, los científicos en cuestiones del conocimiento o los artesanos en manualidades.

De modo que determinar una región específica del cerebro donde se desarrolle la creatividad es imposible. Diversos estudios han comprobado que ciertas regiones encefálicas son activadas de acuerdo con la tarea que desempeña la persona. Por ejemplo, un músico muestra mayor actividad en el área motora del cerebro que un escritor, y en éste a su vez en la región del lenguaje.

El coeficiente intelectual también es factor en el proceso creativo, ya que las personas con mayor creatividad por lo general también son mentes brillantes. “Muchos individuos creativos tienen un coeficiente intelectual (mayor de 120 puntos) superior al promedio (de 100 a 110)”, indicó la doctora del Instituto de salud.

Al hacer referencia sobre los complementos alimenticios y juguetes didácticos que aseguran mejorar la creatividad de los niños, la especialista comentó sobre los primeros que si bien no incrementan la inteligencia, una persona mejor nutrida tiene mayor posibilidad de desarrollar su potencial intelectual. “Todos nacemos con un potencial determinado por nuestros genes, pero puede ser que un niño con capacidad normal, si no es bien alimentado desarrolle algún retraso”.

En tanto, sobre los ejercicios de estimulación temprana reconoció que pueden servir para facilitar las conexiones neuronales a lo largo de la vida y permitan el desarrollo de ciertas habilidades, ya que se trata de un tipo de adiestramiento mental.

Bloqueos creativos

Entre los artistas es común escuchar que su poca producción se debe a un periodo de bloqueo. Para Ontiveros Uribe, este impasse creativo puede deberse a un problema de salud mental. “La creatividad emerge del buen funcionamiento del cerebro, y todo lo que le afecta disminuirá el proceso intelectual. Por ejemplo, si a un literato le ocurre un accidente vascular cerebral en la zona del lenguaje va a tener dificultad de escribir”.

Aunque resaltó que hay casos de artistas y científicos altamente creativos con algún padecimiento mental, como el caso de Leonora Carrington o Ernest Hemingway, quienes sufrieron trastornos mentales, aseguró que cuando la enfermedad llega a un punto muy avanzado, existen bloqueos de producción que, en muchos casos, son irreversibles.



Autor
Agencia ID
 
Fecha de Publicación
24/Ago/2011