Evalúan la calidad del aire en el corredor industrial de Guanajuato


 

En el estado de Guanajuato se realizó un estudio sobre la calidad del aire que abarcó de 1999 a 2006. El trabajo, llevado a cabo por la Red Estatal de Monitoreo de Calidad del Aire, fue analizado por el Centro de Investigación en Matemáticas (CIMAT) y reveló que la contaminación por ozono alcanzó sus máximos niveles en los segundos trimestres, siendo mayo el mes con más alto nivel, mientras enero y diciembre resultaron los más bajos.

La información analizada por CIMAT tuvo como objetivo identificar qué mes, época del año, horario y contaminante rebasan la norma en la zona, así como detectar el comportamiento de los mismos.Como resultado del análisis de la información, se identificaron al dióxido de azufre, ozono, dióxido de nitrógeno y monóxido de carbono como los contaminantes más abundantes en el ambiente del corredor industrial del estado, ubicado en Celeya-Salamanca-Irapuato-León.

Este trabajo de investigación titulado “Estudio de la calidad del aire en el estado de Guanajuato mediante el diseño de un modelo estadístico de diagnóstico y pronóstico”, en el que participaron los académicos Sergio Nava Muñoz y Rafael Pérez-Abreu Carrión del CIMAT, permitió conocer que la contaminación por dióxido de nitrógeno no ha sobrepasado el nivel de la norma establecida en el estado.

Sin embargo, su comportamiento resulta de  trascendencia, debido a que, junto con el ozono, son dos de los principales contaminantes. Asimismo, de acuerdo con el análisis de datos, la presencia del dióxido de nitrógeno es mínima en Guanajuato durante julio.

En cuanto a la calidad de monóxido de carbono registrado, se dio a conocer que la mayor concentración de este contaminante se presenta en el primer y cuarto trimestre en Salamanca y León.

El estudio analizó la información de diversas estaciones meteorológicas en el corredor industrial; en particular la investigación de Nava Muñoz y Pérez-Abreu Carrión consistió en dar a conocer el comportamiento de los contaminantes, las variables atmosféricas y el nivel de calidad del aire de acuerdo a las normas internacionales.

El insumo para el análisis fue toda la información recopilada por la Red de Monitoreo Atmosférico del Instituto de Ecología del Gobierno de Guanajuato (IEG).

Las etapas que manejó el CIMAT para la investigación fueron: ubicación de la red de monitoreo atmosférico de la calidad del aire en Guanajuato; análisis de estado y tendencias de las estaciones (Salamanca, Silao, Celaya, León, Irapuato), y  finalmente, el estudio de variables meteorológicas.

A partir de este proyecto, el IEG incorporó personal con el perfil necesario para replicar el estudio. De hecho, cada año se mejora con el fin de determinar  con mayor precisión la calidad del aire en el estado.

De acuerdo con los especialistas del CIMAT, que pertenece al Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt, la investigación sentó las bases, los procedimientos y modelos para realizar evaluaciones futuras de manera anual, y además implementarse en otras regiones del país.

El doctor Rafael Pérez-Abreu Carrión explicó que puede implementarse en otros estados del país la forma de analizar los resultados recopilados al monitorear la calidad del aire.

Agregó que cuando las instituciones cuentan con información diversa se recurre a expertos en metodología estadística con el fin de analizar los datos, ver éstos como información y convertirla en conocimiento.

El estudio de investigación del CIMAT se llevó a cabo aproximadamente en 12 meses y pasó a formar parte del reporte “La calidad del aire en Guanajuato, informe 2006 de estado y tendencias”. Este trabajo contó con el apoyo de Fondos Mixtos del Conacyt. (Agencia ID)



Autor
Agencia ID
 
Fecha de Publicación
13/Sep/2011