Obtienen celulosa de envases de desecho


 

Una empresa ubicada en Mérida, Yucatán, ha logrado desarrollar la tecnología para la recuperación de la fibra de los envases de tetrapack y tetrabrik a fin de obtener celulosa; material de diversos usos en el mercado nacional y extranjero.

Para lograrlo, HB Comercializadora participó y obtuvo el apoyo económico del FIT (Fondo de Innovación Tecnológica), un fideicomiso con recursos concurrentes creado entre la Subsecretaría para la Pequeña y Mediana Empresa de la Secretaría de Economía y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Francisco Javier Berrueta García es el director general de HB Comercializadora y comenta que el proyecto inscrito al FIT en 2010 propuso la recuperación de fibras de celulosa de los envases de tetrapack y tetrabrik, mediante un proceso de hidro-pulpado para separar sus componentes (papel, aluminio y polietileno).

“Nos propusimos no maltratar la celulosa de las fibras, pues es la base para la fabricación de papel reciclado de varios usos y cartulinas”, señala el licenciado Berrueta García, y agrega. “México no es un país productor de celulosa y los grandes consorcios la generan a partir de la tala de árboles, lo cual fue el doble motivo para participar de esta oportunidad de negocio”.

En el mundo se consumen 176 millones de toneladas de celulosa, siendo Estados Unidos el principal empleador de este insumo; por otra parte, el papel puede ser reciclado de tres a ocho veces, pero para ello necesita de celulosa.

Desde el sentido ecológico, el uso de papel reciclado significa menos tala de árboles, así como menor consumo de agua, luz y de sustancias químicas necesarias para la obtención del papel “blanco”. Por otra parte, el uso de material reciclado en envases desechables reduce su quema o confinamiento, disminuyendo la contaminación del medio ambiente.

 

Eco innovaciones

 

A decir del licenciado Berrueta García, su participación en el FIT se debió a que una empresa con la que se tiene una buena relación comercial logró producir bolsas biodegradables con ayuda de este fideicomiso, lo cual motivó su inscripción en el 2010.

“Hemos encontrado un nicho en el mercado ecológico y de ahí buscamos desarrollar la tecnología para reciclar los envases de tetrapack y tetrabrik; pero no sólo conseguimos celulosa, sino también logramos la reingeniería en los procesos para la obtención de las láminas de poli aluminio de acuerdo a la normatividad de la aleación de la termo-compresión”, detalla el director general de la empresa establecida en Mérida, Yucatán.

Agrega que participar del FIT es un trámite sencillo si se cumplen con todo detalle los requerimientos. Por lo pronto el interés de HB Comercializadora es tener presencia en el mercado nacional y posteriormente incursionar en el internacional.



Autor
Agencia ID
 
Fecha de Publicación
19/Oct/2011