Obtienen celulosa de envases de desecho


El proyecto inscrito al FIT en 2010 propuso la recuperación de fibras de celulosa de los envases de tetrapack y tetrabrik.

Una empresa ubicada en Mérida, Yucatán, ha logrado desarrollar la tecnología para la recuperación de la fibra de los envases de tetrapack y tetrabrik a fin de obtener celulosa; material de diversos usos en el mercado na-cional y extranjero.

Para lograrlo, HB Comercializadora participó y obtuvo el apoyo económico del FIT (Fondo de Innovación Tecnológica), un fideicomiso con recursos concurrentes creado entre la Subsecre-taría para la Pequeña y Mediana Empresa de la Secretaría de Economía y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Francisco Javier Berrueta García es el director general de HB Comercializadora y comenta que el proyecto inscrito al FIT en 2010 propuso la recuperación de fibras de celulosa de los envases de tetrapack y tetrabrik, mediante un proceso de hidro-pulpado para separar sus componentes (papel, aluminio y polietileno).

“Nos propusimos no maltratar la celulosa de las fibras, pues es la base para la fabricación de pa-pel reciclado de varios usos y cartulinas”, señala el licenciado Berrueta García, y agrega.

“México no es un país productor de celulosa y los grandes consorcios la generan a partir de la tala de árboles, lo cual fue el doble motivo para participar de esta oportunidad de negocio”.

En el mundo se consumen 176 millones de toneladas de celulo-sa, siendo Estados Unidos el principal empleador de este insumo; por otra parte, el papel puede ser reciclado de tres a ocho veces, pero para ello necesita de ce-lulosa.

Desde el sentido ecológico, el uso de papel reciclado significa menos tala de árboles, así como menor consumo de agua, luz y de sustancias químicas necesarias para la obtención del papel “blanco”.

Por otra parte, el uso de material reciclado en envases desechables reduce su quema o confinamiento, disminuyendo la contaminación del medio ambiente.



Autor
El Porvenir
 
Fecha de Publicación
30/Oct/2011