Borran tatuajes con láser hi-tech


 

Invierte UANL 88 millones de pesos en equipamiento e infraestructura del área médica.



El ex pandillero Emanuel Figueroa, de 28 años, siente que sus tatuajes han sido una barrera para conseguir un buen empleo.

"He batallado bastante, ha sido el primer impedimento para encontrar trabajo", expresó el vecino de la Colonia Cañada Blanca, en Guadalupe.

Ayer surgió una nueva oportunidad para el joven que tiene 13 tatuajes.

El Servicio de Dermatología del Hospital Universitario presentó tres equipos láser de alta tecnología para tratamientos de la piel. Uno de ellos, dedicado a borrar tatuajes, es único en un hospital público del País.

La presentación se dio en el marco de la inauguración del nuevo equipamiento del nosocomio local para las áreas de oftalmología y pediatría y nuevas áreas en las facultades de Psicología y Odontología.

El "AlexTriVantage", por su nombre comercial, sólo existe en un hospital de carácter privado en la Ciudad de México.

"Es un equipo de vanguardia a nivel mundial que no existe en ninguna institución pública del País, pero ahora este láser estará a la disposición de todos", señaló el dermatólogo Jorge Ocampo Candiani, jefe del área.

Así como Emanuel, otros 200 jóvenes que son parte del Programa de Apoyo a los Grupos de las Esquinas, que dirige la Madre Guillermina Burciaga, podrán ser sometidos al láser.

El Club Rotario Monterrey Metropolitano, en conjunto con el HU, apoyarán económicamente para su tratamiento pues en un hospital privado este tratamiento cuesta entre 2 a 8 mil pesos por sesión, según el tamaño del tatuaje.

"Se niegan muchas oportunidades y hay mucha discriminación, por eso me decidí a quitármelo", dijo Rodolfo Sánchez, de 38 años, quien tiene 15 tatuajes en su cuerpo y vive en la Colonia Evolución, en Guadalupe.

Para la "Madre Guille" es un sueño hecho realidad.

"Es lo que faltaba para que los muchachos se puedan integrar con libertad a la sociedad, es un camino nuevo para que se abran las puertas del trabajo, de lo laboral, de la confianza, de que puedan triunfar como hombres y mujeres", dijo.

Si sus tatuajes no se borran del todo, Emanuel como quiera tiene una esperanza.

"Si no se quita al 100 por ciento, mínimo que vean el interés de que yo quiero un empleo", señaló.

El funcionamiento

El procedimiento para quitar los tatuajes que se practicaba antes dejaba cicatrices evidentes, ya que la piel era raspada o quemada, pero ahora la nueva tecnología, procedente de Estados Unidos, deja una cicatriz casi invisible.

El láser, explicó Ocampo Candiani, fragmenta y divide en pequeños pedacitos el pigmento del tatuaje. Estos fragmentos son destruidos por el mismo organismo a través de células macrófagos, de carácter inmunitario, que son la primera línea de defensa del cuerpo, dijo.

"Ésta es la mejor tecnología a nivel mundial para erradicar tatuajes. Es la única que quita todos los colores. Sí existen otras, pero ésta tiene la mayor amplitud", expresó.

El tratamiento varía de acuerdo con el tamaño y la coloración del tatuaje. Los colores verde, rojo y amarillo son los más difíciles de borrar, a diferencia del negro y azul, señaló el especialista.

Las sesiones son cada tres semanas con un costo que dependerá de las capacidades económicas del paciente.

Con una inversión de 4 millones de pesos, el Servicio de Dermatología estrenó también otros dos láseres, el "M22", especializado en lesiones vasculares, lesiones pigmentadas, rejuvenecimiento y pigmentación, y el láser "Perfecta", que ayudará a hemangiomas (tumores benignos de vasos sanguíneos), telangiectasias (venitas), rosáceas y manchas de vino oporto.

Mayor información de estas tecnologías se da en los teléfonos 8348-0383 ó 8348-1465.

Además del nuevo equipo de dermatología, el Gobernador Rodrigo Medina; el Secretario de Salud, Jesús Zacarías Villarreal Pérez, y el Rector Jesús Ancer Rodríguez recorrieron los dos servicios que tuvieron mejoras en el HU.

En la Consulta de Oftalmología se instaló un área de urgencias adyacente con equipo para exploración, como lámparas de hendidura y de radiación oftalmológica.

La Consulta de Pediatría se trasladó a un costado del área de Geriatría y en el lugar que ocupaba se adecuó una sala de espera. Se adquirió también un microscopio de última generación para neurocirugía y un arco de fluoroscopía.

La inversión de todo el proyecto fue de 88 millones de pesos, señaló Ancer Rodríguez.

Nuevo hospital

Durante su mensaje, el Gobernador mencionó –como ya lo había hecho cuando se inauguró el Centro Médico Zambrano Hellion, del Tec–, la construcción de un Hospital de Alta Especialidad Nivel 4, a un costado del Hospital Universitario.

Un hospital de cuarto nivel es aquel que atiende enfermedades complejas y de alta especialización.

El proyecto tendrá una capacidad de 200 camas y se tratarán enfermedades con tratamientos específicos en biotecnología y oncología, entre otros, dijo Ancer Rodríguez.

Sin dar detalles, el Rector expresó en entrevista que todavía no existe una fecha para comenzar su construcción, y que tendrá una inversión aproximadamente de mil millones de pesos.

Crecen facultades

Las facultades de Psicología y Odontología del Campus de la Salud de la UANL también están de estreno.

Con un segundo piso, el edificio de la Subdirección de Estudios de Posgrado de la Facultad de Psicología mejorará la capacidad del programa doctoral.

La ampliación abarca 28 cubículos nuevos, donde estará la subdirección de posgrado, una sala multimedia, sala doctoral, sala de innovación organizacional y un centro de negocios.

En el primer piso estudiarán los 291 alumnos de posgrado. La construcción, con una inversión de 17 millones de pesos, duró un año y medio.

En la Facultad de Odontología se construyó el edificio de Posgrado de Cirugía Oral Maxilofacial, donde se dará atención clínica a pacientes, combinado con la formación académica de los residentes.

El nuevo edificio, de tres pisos, cuenta con dos quirófanos, 10 unidades dentales, auditorio, sala de educación a distancia y el área de biblioteca. La inversión del área, que se comunica con la facultad, fue de 29 millones de pesos aproximadamente.



Autor
Félix Barrón / El Norte
 
Fecha de Publicación
25/Ene/2012