Científicos de la UAM contribuyen a mejorar radioterapias


 

Investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa (UAM-I) han desarrollado nuevos materiales que previenen los riesgos de la radiación empleada en radioterapias, así como en las técnicas para la obtención de imágenes médicas (como las mastografías), con lo que buscan reducir los riesgos de estas herramientas.

A decir de los involucrados en el estudio, una inadecuada medición de la radiación en estos equipos médicos podría derivar en severos daños sobre diversas partes del cuerpo. Ello debido a que el exceso de esta manifestación energética podría destruir tejidos sanos, e incluso, volverlos cancerosos.

Por ello, el doctor Juan Azorín Nieto, profesor e investigador del Departamento de Física de la UAM-I, sintetizó diversos materiales termoluminiscentes a partir de diversos compuestos químicos. La finalidad de estos insumos es determinar la cantidad adecuada de radiación que recibirá un paciente, antes de ser sometido a una terapia o estudio.

El experto de la UAM-I explicó que un segundo paso fue la elaboración de dosímetros (materiales que miden la dosis de radiación adecuada), que en apariencia son similares a cristales del tamaño de una tableta medicinal, y son colocados en maniquíes para simular la intensidad de radiación antes de que la persona sea sometida a cualquier terapia de este tipo.

Azorín Nieto detalló que, una vez expuestos a la radiación, se analiza la luminiscencia que emiten los dosímetros a través de un sistema equipado con un tubo fotomultiplicador (que amplifica las señales de luz). Las señales obtenidas son analizadas por un software para determinar cuál es el nivel de radiación al que se expondrá una persona en determinada terapia.

Los materiales necesarios para el desarrollo de los dosímetros termoluminiscentes constituyen la principal línea de investigación del grupo de científicos coordinados por el doctor Azorín. “Hemos desarrollado varios materiales que resulten útiles para dosimetría y que ya se utilizan en instituciones nacionales de salud”, afirmó el investigador.

Según el investigador, por el momento el desarrollo de los  dosímetros termoluminiscentes no tiene fines comerciales. Sin embargo, en algunas instituciones de salud se han empleado con éxito; por ejemplo, en hospitales del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado o el Hospital Central Militar en la ciudad de México.



Autor
Agencia ID
 
Fecha de Publicación
13/Feb/2012