Buscan con levaduras alargar vida útil del limón


 

Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un sistema biológico, basado en levaduras, que permite alargar el tiempo de vida del limón durante un mínimo de tres semanas, lo que posibilitaría aumentar su duración en bodegas y con ello beneficiar las exportaciones.


México es el cuarto país productor de cítricos a nivel mundial, y en el caso del limón mexicano, el país oscila entre el primer y el segundo puesto. Sin embargo, según estimaciones registradas, del 30 al 70 por ciento de la producción de estos frutos podría perderse en almacenes debido a enfermedades fúngicas (ocasionadas por  hongos), a nivel post-cosecha.


Al realizar diversos estudios con el limón italiano, especie que se produce en el noreste del país, la doctora Claudia Patricia Larralde Corona,  investigadora del Centro de Biotecnología Genómica del IPN, desarrolló un sistema que utiliza levaduras (hongos microscópicos unicelulares) para inhibir a las esporas del hongo denominado Penicillium digitatum, agente principal de la descomposición del producto en los almacenes.


La investigadora explicó que los frutos son un ecosistema en el que por naturaleza coexisten diversas especies de micoflora bacteriana y fúngica (diversidad de hongos), de acuerdo al tipo de cítrico. Estos emiten esporas que penetran en pequeñas micro-heridas del fruto, que se producen de manera natural debido al roce del cítrico con las ramas, o por la manipulación durante la cosecha y traslado.


“Los hongos buscan alimentarse de los azúcares provenientes del fruto y crecen en torno a éstos. Sin embargo, esta tecnología utiliza levaduras para que compitan con los hongos Penicillium digitatum, tanto por los nutrientes como por espacio en el fruto, siendo las primeras las que logran dominar.


Las levaduras, aseguró, al ser muy pequeñas son muy fáciles de cultivar, tienen gran resistencia, y una vez aplicadas no le dan mal aspecto al fruto (a diferencia del Penicillium digitatum que deja un aspecto verde, azul y blanco en el cítrico). Aunado a ello, las especies de levaduras probadas son inocuas a la salud humana, ya que son micoflora epifítica exclusivos del reino vegetal y no dañan el organismo humano.        


Una vez que las levaduras se han asentado en la cáscara del limón italiano, las esporas del Penicillium digitatum no tienen posibilidad de ingresar al cítrico.


El sistema de biocontrol de hongos desarrollado en el IPN representa una alternativa ante los tratamientos químicos que, en exceso, son agentes patógenos en los humanos, y pueden causar  desde daños en el sistema respiratorio hasta afectaciones neurológicas importantes.


La investigadora destacó que el sistema de biocontrol de hongos patógenos coadyuva en el alargamiento de la vida del cítrico, y refirió que, al ser una alternativa sobre los tratamientos químicos, permite que los productos sean aceptados más fácilmente en países que exigen un riguroso control de calidad en cuanto a tratamientos químicos.


Finalmente, Larralde Corona señaló que los estudios sobre el biocontrol de hongos patógenos redundaron en sistemas para la protección de diversas especies. Dijo que actualmente alumnos de posgrado e investigadores asociados desarrollan la tecnología necesaria para la aplicación del sistema de biocontrol para cítricos del IPN.



Autor
Agencia ID
 
Fecha de Publicación
5/May/2012