Vuela helicóptero mexicano con tecnología autómata


Expertos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) Unidad Tamaulipas trabajan en un sistema de reconocimiento visual adaptado a vehículos aéreos. El proyecto es desarrollado por estudiantes de la institución dirigidos por el doctor José Gabriel Ramírez Torres y permitirá realizar trabajos de inspección, especialmente en zonas agrícolas.

Hasta ahora, es implementando en un cuadricóptero -helicóptero de cuatro hélices- no tripulado para el que se desarrolló un sistema de reconocimiento de personas por medio de una cámara de alta definición y vuela a una altura de seis metros; sin embargo, el propósito es poder utilizarlo en modelos aéreos de mayor escala que tengan una altura de 500 a 600 metros.

En palabras del doctor Ramírez Torres, el objetivo del proyecto es conseguir que el aparato pueda volar de forma autónoma a partir de movimientos corporales. “Por ejemplo, si el operador quiere que el cuadricóptero explore el lugar y regrese tendrá que mover sus brazos”.

El equipo registra la actividad corporal y al procesar la señal es transformada en órdenes, con lo cual el usuario puede vigilar el vuelo también cuando el vehículo está fuera del alcance de su vista directa.

Ramírez Torres explicó que este tipo de tecnologías de vuelo remoto permite el funcionamiento de vehículos aéreos sin piloto en la realización de tareas de vigilancia e inspección.

En el caso de Tamaulipas, importante estado agrícola, la idea es proponerlo para vigilar el crecimiento de cultivos, que se ven amenazados por plagas, sin tener que invadir el lugar para inspeccionarlo.

El experto detalló que hasta ahora los vehículos aéreos son controlados por humanos por medio de un control remoto, o tripulados por ellos mismos para realizar las maniobras de despegue y aterrizaje. “El sistema que desarrollamos permite que el vehículo tome sus propias decisiones y no necesite de una supervisión constante”.

Sin embargo, este tipo de plataformas para vehículos aéreos autónomos representa un reto importante, debido a que se requieren sistemas de control de vuelo que sean capaces de seguir una trayectoria de manera precisa aun en condiciones de viento o turbulencias.

El investigador del Cinvestav dijo que actualmente el proyecto se encuentra en última fase en el equipo de Robótica y Visión en la etapa de investigación aplicada, donde se realizan pruebas experimentales de confiabilidad y productividad a los cuadricópteros en distintas aplicaciones reales.



Autor
Agencia ID
 
Fecha de Publicación
26/Oct/2012