Generan en Centro Conacyt vapor industrial con energía solar


 

Especialistas del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) desarrollaron un generador de vapor industrial que funciona con la energía del sol. El dispositivo no contamina y promete incrementar la competitividad en las zonas rurales de Puebla, especialmente, en los procesos de pasteurización de la leche, la destilación del mezcal y la deshidratación de frutas y vegetales.


Un generador de vapor es un sistema destinado a transformar un líquido en vapor para suministrar calor a diversos procesos industriales que lo requieren, como esterilización, pasteurización y cocción de productos alimenticios; teñido, secado y planchado de telas; cocido, secado y blanqueo de papel; fabricación de jabones, subproductos de madera (viruta, aserrín, polvo y harina), ladrillos y plásticos.


De acuerdo con el doctor Sergio Vázquez y Montiel, titular de la investigación, el combustible necesario para proporcionar ese calor puede provenir de diversas fuentes, como la madera, el carbón, el gas natural o los reactores nucleares. Sin embargo, “ahora decidimos usar la energía solar”.


El generador de vapor desarrollado en el INAOE es una instalación industrial constituida por colectores solares metálicos (también denominados colectores cilíndricos parabólicos), que son espejos cóncavos curvados en una dirección y planos en la otra.


Estas estructuras concentran la radiación solar a lo largo de una línea provista de tubos metálicos y de vidrio, dentro de los cuales circula agua. A su paso, este líquido se calienta hasta convertirse en vapor de alta presión. Adicionalmente, tienen un sistema de movimiento en un eje para seguir la rotación del sol durante el día.


“Los colectores solares captan y convierten la radiación solar directa en energía térmica, se alínean en largas filas paralelas e interconectan entre sí mediante un sistema de tuberías por las que circula agua, aceite o algún otro fluido que se calienta hasta 300 grados, lo que permite la transferencia térmica al contenedor de agua para producir el vapor”, explica el doctor Vázquez y Montiel.


En los generadores convencionales se quema algún combustible fósil, petróleo, gas natural o, incluso, carbón dentro de una caldera. Hay sectores industriales, como el de las cementeras, que recurren a la combustión de llantas, lo que produce una gran emisión de gases contaminantes.


“Adicionalmente, los precios de dichos combustibles están sujetos al mercado, mientras que la energía solar es gratis y no daña el medio ambiente. Lo único que genera costo es el mantenimiento periódico del sistema”, asegura el especialista.


Cabe destacar que este proyecto del INAOE contribuye al programa “Desarrollo tecnológico de la utilización de la energía solar para el estado de Puebla”, en particular para beneficiar al sector rural.


Asimismo, es importante para forjar nuevos conocimientos científicos y tecnológicos que consolidarán las capacidades del sector industrial poblano; generar recursos humanos de alto nivel y una red de grupos de investigación de universidades e institutos tecnológicos y de investigación; fomentar la creación de empresas y motivar la apertura de nuevas fuentes de empleo.


“Y lo mejor de todo es que utilizamos una energía limpia, por lo que los productos contribuirán a disminuir la contaminación ambiental”, puntualiza el doctor Vázquez y Montiel.



Autor
Agencia ID
 
Fecha de Publicación
20/Feb/2013