Practican cirugías laparoscópicas con simulador


 

Un investigador del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) desarrolló el sistema E-LaparoSkill, dispositivo de simulación que permite a los médicos adquirir las destrezas y habilidades necesarias en cirugía laparoscópica o de mínima invasión antes de intervenir quirúrgicamente a un individuo para no arriesgar su vida.

En este tipo de cirugía se hacen pequeñas incisiones en la cavidad abdominal del paciente, a través de las cuales se introducen una cámara e instrumentos quirúrgicos, cuya manipulación requiere gran precisión y destreza.

“Por lo general, los cirujanos aprenden a realizar el procedimiento al practicar directamente con las personas, quienes se convierten en herramientas de enseñanza y pueden sufrir daños a causa de algún error”, refiere Fernando Pérez Escamirosa, alumno de doctorado de la Sección de Bioelectrónica del Cinvestav y titular del proyecto, ubicado entre los finalistas del Premio Santander a la Innovación Empresarial 2013.

El sistema de entrenamiento y evaluación 3D E-LaparoSkill, que ha sido presentado en congresos de cirugía pediátrica y usado en talleres de cirugía laparoscópica, simula la cavidad a operar. Es una estructura semicilíndrica que aparenta el espacio abdominal del paciente a una escala real; su interior dispone de una iluminación uniforme y cuenta con diversos puertos para el ingreso del instrumental laparoscópico y la cámara; esta última se conecta a un monitor o televisión.

“El desarrollo de las habilidades y las destrezas manuales se realizan a través de modelos o ejercicios de entrenamiento colocados dentro de la cavidad semicilíndrica del sistema. De esta forma, se recrean las condiciones normales de un procedimiento quirúrgico”, explica Pérez Escamirosa.

El sistema utiliza el análisis de movimiento del instrumental quirúrgico para evaluar el desempeño y la destreza adquirida por el cirujano. La captura se realiza a través de dos cámaras web colocadas en el semicilindro y un programa que procesa las imágenes de video mediante técnicas de visión por computadora.

“El sistema posee diversos modelos de entrenamiento, permite medir las habilidades de los cirujanos, favorece el aprendizaje de la técnica quirúrgica de mínima invasión y registra digitalmente los movimientos tridimensionales realizados por el usuario durante la ejecución del entrenamiento”, señala el investigador.

El progreso del médico se obtiene mediante análisis estadístico de los registros digitales al utilizar métricas de evaluación objetiva, reportadas internacionalmente en la literatura. “Nos proporciona la información necesaria sobre el nivel de experiencia que alcanza cada cirujano en corto, mediano y largo plazo, mide las capacidades y permite observar las debilidades durante el proceso de aprendizaje”, informa Pérez Escamirosa.

Y agrega que “sería conveniente que los cirujanos cumplieran con determinadas horas de entrenamiento para después realizar una intervención real, tal como sucede en el sector aeronáutico”.

Si bien la prevención absoluta de los errores médicos no siempre es posible, la educación médica basada en simulación representa una gran ayuda para superar los problemas asociados a las fallas procedimentales.

Este proyecto utiliza las mismas funciones de entrenamiento y evaluación que los sistemas internacionales. Cuenta con el respaldo y contribución de investigadores y cirujanos con más de 10 años de experiencia en cirugía laparoscópica.



Autor
Agencia ID
 
Fecha de Publicación
14/Jun/2013