Abordan y profundizan científicos sobre el grafeno, nuevo material de alta conductividad


El grafeno es un material que ha tomado relevancia entre la comunidad científica y tecnológica debido a que posee propiedades que no se aprecian en ningún otro tipo de elemento. Es bidimensional, ya que se asemeja a una lámina ultradelgada pero es más resistente que el acero; es flexible, semitransparente, destaca por su ligereza extrema y es uno de los mejores conductores del calor y la electricidad.


Sin embargo, para integrar el grafeno en tecnologías cotidianas aún son necesarios algunos estudios que permitan conocer cómo es que se comporta este elemento, ante diversos fenómenos naturales. Es por esta razón que científicos de la UNAM estudian las propiedades ópticas y de conductividad eléctrica de ese material.


El doctor Gerardo García Naumis, investigador del Instituto de Física de la UNAM, explicó que el grafeno es un material con muy alta conductividad de electrones. Pero esta misma cualidad se convierte en problema si se pretende utilizar al grafeno como un transistor, es decir, como un elemento capaz de abrir paso a la corriente de electrones y detenerla cuando sea necesario.


El científico universitario y su grupo de investigadores realizaron propuestas para modificar químicamente al grafeno, de tal manera que, al aplicársele cierta corriente eléctrica, el flujo de electrones pudiera ser detenido. García Naumis encontró que a través del uso de ciertos materiales químicos como hidrógeno, litio y sodio, el grafeno podía ser optimizado como material transistor, este hecho fue confirmado posteriormente por un grupo de investigadores de la Universidad de California.


Otra de las aportaciones del investigador universitario se vislumbra en conocimiento sobre la manera en que se comporta el flujo de electrones sobre el grafeno cuando ese material es expuesto a radiaciones electromagnéticas, como las microondas o las ondas de luz visible.


“Hemos encontrado que el grafeno actúa como semiconductor mediante la aplicación de algunas ondas electromagnéticas”, detalló el investigador. Agregó que ese conocimiento ha sido utilizado por personas que trabajan con las propiedades ópticas del grafeno.


Las investigaciones del doctor García Naumis han tenido repercusión a nivel mundial, e incluso algunas de sus teorías han sido utilizadas para lograr la fabricación de tecnologías como el cristal de la tablet iPad. Sin embargo, el investigador universitario puntualizó que el impacto científico es igual de importante que el tecnológico, puesto que las potencialidades de utilización del grafeno, a futuro, son muy diversas.


Actualmente se piensa que el grafeno puede utilizarse, por ejemplo, en la fabricación de dispositivos informáticos ultraligeros y flexibles, para la fabricación de súper baterías, como elemento que proporcionará de una dureza inusitada a distintas herramientas, para almacenar grandes cantidades de datos y como un material que permitirá dotar de gran velocidad al procesamiento de datos en equipos de cómputo, entre otras posibilidades.


Otras tendencias señalan que el grafeno será un elemento predominante en la industria debido a su posible utilización para la descontaminación del aire, la desalinización de agua de mar e incluso se vislumbra su utilización para fines medicinales.


Una cualidad significativa del grafeno es su relativo bajo costo, pues es un derivado del grafito (el material que constituye a los lápices). Su descubrimiento en 2004 valió el Premio Nobel de Física en 2010, y antes de que esto ocurriera, era difícil creer que existiría un material bidimensional (en forma de lámina ultradelgada) con estas características.

 

Video disponible en: https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=Rdo1RZGbfLQ



Autor
Agencia ID
 
Fecha de Publicación
21/Ago/2013